Imagen que señala la ampliación del Parque Torre Ramona. Ayuntamiento de Zaragoza

El Bosque de los Zaragozanos ampliará su superficie con 9 hectáreas más en Las Fuentes que triplicará la superficie del parque Torre Ramona –de 4 hectáreas– y además los 4 millones de euros de inversión que tiene previstos se podrían financiar con Fondos Next Generation de la Unión Europea.

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha asegurado que este proyecto optará a los fondos europeos Next Generation, que son para el reverdecimiento de las ciudades y ha confiado en que sea seleccionado en la próxima convocatoria de la Fundación Biodiversidad, que saldrá en abril puesto que está orientada al reverdecimiento de la ciudad y «encajaría perfectamente».

La inversión prevista es de 4 millones y otros 500.000 euros para el aparcamiento de 200 plazas previsto en la zona.

Se presentará en abril y en la segunda parte del año se sabrá si tiene financiación. La primera fase de ejecución sería la zona de los aparcamientos porque hay una necesidad en la zona de abordar este problema.

Este proyecto de parque urbano tendrá una superficie de casi 9 hectáreas e incorporará 530 árboles nuevos y 3 kilómetros de andadores peatonales. La magnitud de la actuación hace que su desarrollo se planifique en fases y como una prolongación del Parque Torre Ramona: arbolado renovado, nuevos espacios para el uso y disfrute ciudadano, y espacio de conexión y movilidad urbana con la creación de un carril bici específico.

Además de la incorporación de un paseo central con carril bici diferenciado, prevé la habilitación de una zona de aparcamiento en la calle Adrián de Sasabe. Este último es una demanda vecinal desde hace años que se incorpora al proyecto.

En su zona sur, conectará con la avenida Miguel Servet con una gran pradera adaptada a Zaragoza y de usos múltiples en la que se prevé la creación de distintos espacios de ocio y disfrute saludable en la naturaleza. La parte central también ofrecerá una zona de esparcimiento canino y un anfiteatro natural, entre otros elementos.

La intervención se ha diseñado siguiendo criterios sostenibles y considerando el necesario programa de mantenimiento, preservando además la totalidad del importante arbolado existente, 262 ejemplares, que se completarán con 530 nuevos.

La mayor parte de ellos serán olmos, que es la especie mayoritaria en esta zona. De hecho, se ha diseñado un «Paseo de los Olmos», de 700 metros lineales, que recorrerá el parque de sur a norte.

10 CAMPOS DE FÚTBOL

Serán, en total, 8,9 hectáreas de superficie total con 1,1 kilómetros de longitud. De ellos, 38.400 metros cuadrados serán de pradera y 20.500 metros cuadrados de andadores y carril bici. El proyecto incluye la incorporación de 265 elementos de alumbrado, que se alimentarán con una línea eléctrica soterrada.

El director del departamento de Ecología Urbana del Ayuntamiento de Zaragoza, Francisco Bergua, ha comentado que la actuación equivale a la extensión de unos 10 campos de fútbol e integra usos de aparcamiento y el parque. El modelo de intervención es de un bosque urbano que tiene dos premisas: el diseño pensando en las personas y aplicar soluciones basadas en la naturaleza para que tengan un componente saludable que «es una marca que se potencia en Zaragoza».

Bergua ha expuesto que tendrá 3 zonas diferenciadas. El parque de Torre Ramona que no llega a las 4 hectáreas y esta actuación la duplica; es un parque abierto con un programa de mantenimiento sostenible; y cuenta con una zona arbolado que conecta con áreas de paseo e iluminación para reforzar el uso seguro.

Además, los olmos siberianos y utilización de materiales naturales en las rampas con hormigón mas sostenible sin excesiva huella de carbono son otros aspectos que ha citado Bergua.