El Pirineo aragonés cierra el verano con récord histórico de rescates: tres cada día

Imagen de un rescate en el Pirineo. EP

El Pirineo ha registrado récord histórico de accidentes durante la práctica de actividades de montaña este verano. El aumento del número de accidentes registrado este verano en las montañas oscenses, cifrado en un 16,85% respecto al mismo período del año anterior, ha llevado a registrar un récord histórico en el número de rescates realizados por los grupos de rescate e intervención en montaña de la Guardia Civil de Huesca.

La Subdelegación del Gobierno de Huesca y la Guardia Civil ha presentado este miércoles el balance de las intervenciones realizadas entre el 1 de junio y el 20 de septiembre de 2021. En ese periodo se han llevado a cabo 442 rescates, 46 más que en el mismo período del año anterior.

También se ha registrado un aumento en el número de heridos, cifrado en un 10% y en el de fallecidos, cifrado en un 80%, ya que el año pasado fueron 6 las personas que perdieron la vida y este verano 11. Además, la Unidad Aérea ha sido necesaria en 297 rescates del total, lo que supone 50 actuaciones más que el año anterior. Esta Unidad ha llegado a realizar hasta 5 ó 6 salidas en un mismo día.

El teniente coronel jefe de la Unidad área de Huesca, Alberto Rodríguez, ha manifestado que «este verano hemos tenido que soportar un incremento en el número de intervenciones, con récord histórico» y es que «la realización de 319 rescates en tres meses supone una media de más de tres rescates al día, e incluso cuatro en agosto».

Esto, ha enfatizado, supone para la institución «un esfuerzo muy importante, porque los medios, tanto humanos como materiales, son los mismos».

VARÓN, ENTRE LOS 41 Y LOS 50 AÑOS

El perfil de la persona rescatada durante esta campaña de verano se corresponde con un varón en el 64 % de los casos, con una edad entre los 41 y 50 años y que sobreestima sus posibilidades. El mayor número de accidentes se concentra en el senderismo, seguido de la alta montaña y del barranquismo y el tipo de accidente más habitual son los tropiezos y caídas, seguidos de problemas físicos y los extravíos.

El grupo de rescate de Benasque es el que más intervenciones ha realizado con un total de 99, debido a los rescates en el glaciar del Aneto. Sobre este enclave, Rodríguez ha dicho que «este glaciar, por algún motivo, es especialmente atractivo para montañeros» y ha resaltado que se ha detectado «una falta de formación y de prevención a la hora de llevar a cabo estas actividades».

Rodríguez ha explicado que «en muchos casos, vemos a deportistas que suben en pantalón corto, sin crampones y en zapatillas», lo que, ha enfatizado, es un «material desaconsejado para esta actividad».

El aumento de la accidentalidad en la montaña se relaciona con el fin de las restricciones de movimiento y las posibles dificultades para salir al extranjero, lo que ha hecho que muchos ciudadanos durante sus vacaciones se hayan decantado por realizar actividades al aire libre en la montaña.

Rodríguez ha hecho referencia al récord histórico de actividad registrado este verano y ha apelado a la «responsabilidad individual» y a la situación en la que los efectivos tienen que trabajar con los mismos recursos humanos y materiales.

MÁS ESPECIALISTAS EN RESCATE

Al respecto, el Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco Pulido, ha indicado que se va a evaluar la situación para valorar este tipo de situaciones en los rescates.

Pulida ha detallado que Huesca «concentra a la mayor parte de especialistas en rescate e intervención en montaña de la Guardia Civil, consciente de las necesidades del servicio que se plantean». No obstante, ha apuntado que van a evaluar «la situación de esta campaña estival para valorar las posibilidades de nuevas necesidades que pudieran surgir en momentos puntuales con ocasión de la próxima campaña estival«.

Por su parte, el capitán Jefe de la sección de montaña en Jaca, Santiago Gómez, ha apuntado algunas de las recomendaciones en montaña, como informarse de la meteorología a través de canales oficiales o planificar las salidas.