El presidente de Aragón afirma que se va a tratar «por todos los medios» que Candanchú abra la próxima temporada

Estación de esquí de Candanchú. - CANDANCHÚ - Archivo

El presidente Javier Lambán ha asegurado que el Gobierno de Aragón no es el responsable del problema que atraviesa la empresa gestora de la estación de esquí de Candanchú y que le llevó a anunciar la pasada semana el cierre de estas instalaciones para la próxima temporada. Es más, ha dicho que Aragón es «la comunidad de España que más ha invertido en el sector de la nieve, a través de Aramón«, y que se va a tratar «por todos los medios» de que la estación se abra.

En esta línea, Lambán ha recordado este martes, antes de reunirse con los agentes sociales, empresas y representantes de la FAMCP y la Universidad de Zaragoza para suscribir el apoyo a los proyectos presentados para optar a fondos europeos, que en el mismo valle del Aragón, hay otra empresa que regenta la estación de Astún y que está preparándose para su apertura en la próxima campaña «sin ningún problema».

Sobre la posibilidad que ha planteado la empresa de que Aramón compre Candanchú, ya que junto con Astún son los únicos complejos de nieve de la comunidad de gestión privada, el dirigente autonómico ha aclarado que es imposible por razones financieras.

No obstante, ha dicho que, en aras de evitar el impacto negativo que supondría en el valle la no apertura de Candanchú, el Gobierno aragonés se ha puesto «manos a la obra» y va a tratar «por todos los medios» de que la estación se abra.

Para ello, Lambán ha expuesto que se debe buscar una solución conjunta donde prime el «diálogo» entre su Ejecutivo, Ibercaja y la empresa gestora, contando también con la colaboración de otros actores, que han planteado «muy buena voluntad», como la Diputación Provincial de Huesca.

En definitiva, «se trataría de que en esas conversaciones surgiera cuanto antes un acuerdo que pudiera anunciar que la estación se abrirá en la próxima campaña, lo cual rebajaría la inquietud y angustia que se haya podido crear en el valle», ha esgrimido Lambán, para añadir que «a partir de ahí, habría que buscar una solución definitiva, a largo plazo, y que se podría ver favorecida por los fondos europeos».

Por último, ha reconocido que no hay una fecha concreta para reunirse con los alcaldes de los municipios afectados, quienes han solicitado un encuentro con el Gobierno de Aragón, la DPH y la empresa que dirige Candanchú, aunque ha confirmado que se entrevistarán cuando «haya algo que decirles» porque «las reuniones hay que hacerlas para que sean productivas», ha concluido.

EP