El Presupuesto de Aragón para 2021 suma 7.454 millones destinados a la recuperación y a hacer frente a la pandemia

Rueda de prensa del Consejo de Gobierno de este miércoles, 11 de noviembre de 2020. - GOBIERNO DE ARAGÓN

El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles, 11 de noviembre, el proyecto de ley de Presupuestos de Aragón para 2021, que asciende a 7.454 millones de euros –6.177,3 de gasto no financiero y 1.276,7 de financiero–, la cifra más elevada en la historia de la comunidad autónoma, con el objetivo de «hacer frente a las demandas de salud de los ciudadanos» y otras necesidades generadas por la pandemia del coronavirus, junto a «propuestas para crecer económicamente».

Así lo ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Hacienda del Ejecutivo aragonés, Carlos Pérez Anadón, quien ha dicho que es un proyecto de Presupuestos «enfocado al pacto y a la recuperación» porque «se engarza en lo que se aprobó en la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Económica y Social» suscrita en Aragón con partidos políticos y agentes sociales para hacer frente a la crisis generada por la COVID-19.

«Va a ser un instrumento importante para un nuevo despegue económico de la comunidad autónoma, desde la colaboración público privada», ha incidido Pérez Anadón, para lo que se han diseñado unas cuentas «ambiciosas», al tiempo «flexibles» para poder gestionarlas y «sobrias» porque no hay gasto superfluo.

El presupuesto crece un 15,27 % respecto al año anterior si se tiene en cuenta la cifra global de 7.454 millones de euros y un 10,63 % si se atiende solo al gasto no financiero de 6.177,3 millones de euros, es decir, 593,6 millones de euros más que el año precedente, cifra que incluye la previsión de los fondos europeos para la reconstrucción React-EU, valorados en 216 millones de euros. Las inversiones totales previstas se elevan a 433,8 millones.

El crecimiento es posible gracias a la supresión de las reglas fiscales, la llegada a través de una transferencia extra del Estado de 405 millones para reducir la tasa de referencia del déficit y a los fondos React-EU.

Servicios públicos

Las políticas sociosanitarias y educativas recibirán 400 millones más de lo que tuvieron en 2020 y 200 millones reforzarán las acciones para el impulso económico de forma que un 72% del incremento del presupuesto no financiero se orienta al mantenimiento de los servicios básicos, un 19% a la reactivación económica y un 9% para gastos de carácter general.

En números absolutos, la Sanidad es el departamento que más crece, con 2.358 millones –incluida la previsión de 30 millones del React-EU– y representa un 38,2% del total. Este incremento persigue la mejora de medios materiales y personales del sistema sanitario ante las necesidades generadas por la pandemia y asegura la correcta cobertura de la farmacia extrahospitalaria.

El Departamento de Educación es el segundo que más sube en números absolutos ya que dispondrá de 1.134 millones de euros –incluidos 35 del React-EU– y representa un 18,3% del total, mientras que el Departamento de Derechos Sociales aumenta sus disponibilidades hasta los 476 millones –con la previsión de 33 millones del React-EU– y un peso en el presupuesto de un 7,7%. Al margen de estos recursos, los servicios sociales se verán favorecidos con la aportación del Ingreso Mínimo Vital estatal.

Desde el Gobierno de Aragón han detallado el refuerzo del capítulo I –gastos de personal– por la ampliación de las plantillas sanitarias, con un crecimiento de 107,5 millones de euros, y de las educativas, con 48,8 millones más, para hacer frente a las exigencias de la pandemia.

Por lo que se refiere al capítulo de gasto en bienes corrientes y servicios, se refleja un notable crecimiento, hasta los 1.066 millones, de los que más de un 61% tiene también un destino sanitario, ya sea en el Servicios Aragonés de la Salud, el departamento de Sanidad, el Banco de Sangre y Tejidos o el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud.

Un 14% se destinará a financiar el funcionamiento de los centros asistenciales del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y de los conciertos necesarios. Educación abarca el 8% del total de este capítulo en el que aglutina el gasto de funcionamiento de los centros docentes no universitarios, el transporte escolar o los gastos de comedor.

En el caso del capítulo de transferencias corrientes, se contemplan 363 millones de euros para farmacia no hospitalaria; 175 para enseñanza concertada; 182 millones de la transferencia económica a la Universidad de Zaragoza; 88,7 para ayudas a la dependencia; y 40 Ingreso Aragonés de Inserción.

En el capítulo de inversiones, las infraestructuras y equipamientos sanitarios recibirán 67,6 millones e incluyen a los nuevos Hospitales de Alcañiz y Teruel, las urgencias del hospital San Jorge o el centro de salud del barrio Jesús en Zaragoza. Tienen cabida también las inversiones en centros educativos o en proyectos tales como la extensión de la banda ancha ultrarrápida en Aragón.

Crecimiento económico

Por lo que se refiere al crecimiento económico, este bloque canaliza un 24,4% del total del presupuesto no financiero y aglutina un 19% del incremento del presupuesto.

Las políticas de gasto para estimular la riqueza se concentran en los Departamentos de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente Industria, que gestionará 825 millones, de los que 10 son del React-EU; mientras que el de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento dispondrá de 296 millones, 26,7 del React-EU.

Por su parte, el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda sumará 160 millones, con la previsión de 11,7 del React; el de Economía, Planificación y Empleo, 158 millones, de los que 17,5 serán React-EU, y el de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial 68 millones, tres serán React.

El Gobierno de Aragón ha destacado, asimismo, que el Fondo de Contingencia se ha dotado con 30,9 millones de euros para hacer frente a cualquier eventualidad o emergencia, mientras que en el capítulo de inversiones aumentan en 10 millones sobre 2020 en carreteras, hasta los 38,3, que se destinan fundamentalmente al programa ordinario.

Además, hay un incremento de un 10% para la incorporación de jóvenes o la creación de regadíos y de un 4 en los proyectos del Programa de Desarrollo Rural. Las actuaciones de descontaminación de lindano recibirán 6,3 millones.

Por otra parte, se prevé una partida de 304 millones para la prevención y extinción de incendios y se contemplan 452,5 millones para las ayudas de la PAC.

Igualmente, está consignado el Fondo de Inversiones de Teruel, el proyecto urbanístico de Canfranc y a las infraestructuras para la industria agroalimentaria en Épila. En el capítulo de transferencias corrientes se consignan 48 millones para las comarcas.

Estabilidad

El Gobierno de Aragón ha dicho que estas cuentas tienen en cuenta la caída de recaudación en los ingresos propios y cedidos y en las tasas fruto de la crisis económica por la pandemia, a los que se hace frente con el aumento de la tasa del déficit determinada por el Gobierno de España y con las aportaciones de la UE.

Así, el proyecto de Presupuestos cumple con la tasa de déficit, fijado para 2021 en un 2,2% del PIB, del cual un 1,1% lo asumirá el Estado a través de una transferencia extraordinaria.

Pérez Anadón ha añadido que tratará «de mantener el diferencia de deuda con la media de las comunidades autónomas» y ha enfatizado que no crece la presión fiscal, fruto del acuerdo de investidura del cuatripartito –PSOE, Podemos, CHA y Partido Aragonés–, para añadir que las subidas que puede aplicar una autonomía «podrían tener algún efecto pernicioso en tramos sociales», y estimar que en estos momentos «no se pueden plantear bajadas de impuestos» y los servicios con la misma calidad.

EP