El pueblo aragonés de Valdealgorfa, con sólo 600 habitantes, registra 70 positivos y su alcalde pide autoconfinamiento

Los 600 habitantes de Valdealgorfa están llamados a autoconfinarse. Gmaps

El alcalde de Valdealgorfa, Ángel Antolín, ha solicitado a sus ciudadanos que se autoconfinen, después de que en la localidad se haya registrado un brote de coronavirus con varios focos. Por el momento, hay 70 positivos en una población de unos 600 habitantes.

En declaraciones a Europa Press, Antolín ha lamentado que los distintos gobiernos no quieran o no tengan potestad para actuar en pequeñas localidades: «Parece que las leyes solo se hacen para ciudades grades como Madrid, donde a la mínima que tienen un problema actúan, pero con las poblaciones pequeñas todo cuesta un poco más».

Ha relatado que en Valdealgorfa, una localidad de poco más de 600 habitantes, está teniendo «un brote bastante importante, con varios focos». Previendo que la situación después de las celebraciones navideñas se podía complicar, en cuanto en el municipio registró los primeros casos –16 positivos–, el lunes pasado, el Consistorio empezó a tomar medidas y pidió a los vecinos que no saliesen de sus casas si no era estrictamente necesario. En estos momentos, el municipio cuenta con 70 casos de COVID-19.

El Ayuntamiento ha hablado con los comercios para que, en la medida de lo posible, se atienda a los ciudadanos con cita previa. Además, ha puesto en marcha un servicio para ayudar a aquellas familias en las que todos sus miembros están confinados por ser positivos o esperando resultados.

Antolín ha elogiado el comportamiento ejemplar de los vecinos que, ha asegurado, están cumpliendo con el autoconfinamiento. En este punto, también ha mandado un mensaje de tranquilidad porque ha señalado que, por suerte, no se está registrando ningún caso de gravedad entre los positivos.

EP