El sector turístico del Pirineo aragonés da por «perdido» el puente de la Constitución

Imagen del pirenaico Valle de Tena. EP

El sector turístico del Pirineo oscense da por «perdido» el puente de la Constitución. A pesar de que se prevé que nieve en las próximas horas, una gran parte de los hosteleros no se plantea reabrir hasta que puedan dar servicio en interiores con un aforo de un 25 por ciento.

En este contexto, el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón, Luis Terrén, ha recordado que, debido a los confinamientos perimetrales de las tres provincias, la afluencia de visitantes será «prácticamente residual».

Tras el puente, los hosteleros tienen la vista puesta en la Navidad, momento en el que esperan que puedan estar en funcionamiento las estaciones de esquí y el Gobierno de Aragón levante las restricciones de movilidad. Terrén ha señalado que «el objetivo más optimista» sería llegar a la apertura de las pistas en esas fechas y que se permita el tránsito de personas de otras provincias y regiones. «En ese escenario positivo hay que moverse, pero veremos qué pasa».

El presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón comparte la preocupación del Gobierno de Aragón por la evolución de la crisis sanitaria, pero ha pedido una mínima previsión para poder planificar la reanudación de la actividad del sector turístico: «Nos movemos sin calendario y eso es complicado; por ejemplo, Cataluña tiene fechas marcadas, que luego se cumplan o no es otra cosa».

En esta misma línea también se ha manifestado la responsable de alojamiento de la Asociación de Hostelería de Huesca, Anabel Costas, quien ha matizado que algunos establecimientos abrirán ya este puente de la Constitución «bajo mínimos» con el objetivo de «empezar a trabajar», lo que se llevará a cabo con «todas las garantías sanitarias».

EP