El acusado Norbert Feher, alias ‘Igor el Ruso’ declara en una cabina de cristal blindada, en la Audiencia Provincial de Teruel, por el triple crimen - J.Escriche.POOL - Europa Press

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la pena a prisión permanente revisable a Norbert Feher, más conocido como ‘Igor el Ruso’, por el asesinato del ganadero José Luis Iranzo y de los guardias civiles Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero, hechos ocurridos en Andorra (Teruel) el 14 de diciembre de 2017.

La Sala ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el condenado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que a su vez confirmó la sentencia dictada por un Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Teruel por tres delitos de asesinato en concurso con dos delitos de atentado.

Además de a la pena de prisión permanente revisable por uno de los asesinatos, le condenó a dos penas de 25 años de prisión por los otros dos crímenes y como autor de tres delitos de robo con intimidación a 5 años de prisión por cada uno de ellos. Asimismo, le impuso el pago de una indemnización, en concepto de responsabilidad civil, de 3.031.740 euros a las familias de las tres víctimas.

El tribunal ha rechazado el único motivo del recurso en el que la defensa solicitaba la anulación de la condena por vulneración del derecho a un proceso debido por falta de motivación del acta de votación del veredicto del Tribunal del jurado. La Sala concluye que la motivación contenida en la citada acta es «suficiente para conocer el fundamento de la convicción expresada en la votación del objeto del veredicto».

Ha señalado que en esta casación «cobra especial relevancia el hecho de que el acusado admitiera los hechos sustanciales de la acusación y en su escrito de calificación, admite la causación de las muertes, calificándolas de homicidio, si bien en la primera de las muertes, admite la acción del acusado dirigida a causar la muerte, lo califica de homicidio, por lo que la necesidad de motivación ha de ir referida a la concurrencia de alevosía».

La Sala ha expuesto que «la autoría, la realización de un acto dirigido a causar la muerte, es un acto admitido por el acusado en su declaración y en la calificación por lo que la motivación no precisa identificar todas las fuentes de prueba en la medida en que el propio recurrente las admite en su declaración y en los escritos de calificación, y a ellos se refiere en la motivación».

En relación con el asesinato de José Luis Iranzo, al que ‘Igor el Ruso’ le disparó por sorpresa cuando el ganadero acudió a su finca, donde el acusado había entrado a robar, la Sala ha dictado que los hechos sean considerados como homicidio, tal y como alegaba el recurrente.