Empresarios y trabajadores del Valle del Aragón inician una recogida de firmas para que la estación de Candanchú no cierre

Estación de esquí de Candanchú

Empresarios y trabajadores del Valle del Aragón, que siguen esperando una solución que permita abrir la estación de esquí de Candanchú, han iniciado una recogida de firmas en la plataforma Change.org, que ya supera las 3.500.

Se han constituido en la plataforma ‘Candanchú no se cierra’ y piden al Gobierno de Aragón una solución real a largo plazo. Recuerdan que el esquí supone el 80 por ciento del PIB del valle y que el cierre de Candanchú supondría la pérdida de unos 2.000 ó 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Ibon Gárate, empresario de la zona y miembro de la plataforma, ha dicho que «esta misma situación se produjo en el año 2012, Aramón asumió la gestión durante esa temporada y fue sólo un parche», y «desde entonces ha sido la muerte en vida, porque hemos sido un zombi durante casi diez años y esto ya ha tocado fondo». Por ello, «lo que no queremos es un parche como se hizo en 2012, sino un proyecto de nieve a futuro».

Gárate regenta un negocio familiar dedicado a los deportes de invierno y sostiene que si Candanchú no abre el próximo invierno conllevaría, muy probablemente, el cierre definitivo de su negocio. «Sería algo catastrófico además teniendo en cuenta que Cadanchú ya no ha abierto esta pasada temporada y, de momento, estamos tirando como se puede, pero muy mal y una segunda temporada supondría un cierre total».