Enfermeros jubilados de Zaragoza se ofrecen para vacunar contra la COVID-19

Una enfermera prepara la vacuna contra el coronavirus - Jesús Hellín - Europa Press

La presidenta del Colegio de Enfermería de Zaragoza, Teresa Tolosana, ha explicado que una veintena de profesionales jubilados se ha ofrecido para trabajar en la campaña de vacunación contra la COVID-19 y desde esta entidad se han reunido con la dirección de Recursos Humanos del Servicio Aragonés de Salud (Salud) para determinar los criterios que permitan elaborar un listado con estos profesionales que pueden apoyar.

En declaraciones a Europa Press, Tolosana ha aclarado que en estos momentos no es necesario personal adicional para la campaña de vacunación, que se está asumiendo desde los centros de salud y desde las unidades de Salud Laboral hospitalaria para los profesionales sanitarios de atención especializada.

«El número de vacunas no está superando nuestra capacidad» de administrarlas, ha precisado la presidenta del colegio, pero ha considerado adecuado que, ante la previsión de contar con un número importante de dosis, se pueda disponer del apoyo «de estos compañeros recién jubilados y que tienen ganas de ayudar».

En concreto, ha detallado que unas 20 personas jubiladas ya se han ofrecido, también del ámbito de la sanidad privada, aunque todavía no se ha difundido esta opción por parte del colegio, ya que se hará una vez que el próximo miércoles, 10 de febrero, hayan facilitado al Departamento de Sanidad un listado con los enfermeros que quieren vacunarse y no trabajan en el Salud.

A partir de esa fecha, determinarán qué datos son importantes a la hora de organizar a quienes pueden ayudar a vacunar, como saber su disponibilidad horaria y geográfica para «elaborar grupos que sean lo más eficientes posible», ha dicho Tolosana.

Según ha expuesto, hay tres grupos de profesionales que podrían colaborar, el de enfermeras que ya trabajan en el Salud y «tienen ganas de echar una mano y están dispuestas a hacer sobre jornadas para agilizar la vacunación»; profesionales ya jubilados que deseen pasar una temporada al trabajo activo; y profesionales del ámbito privado.

Tolosana ha apuntado que su objetivo es que este listado pueda servir también para apoyar al sistema sanitario en otras tareas, como la realización de pruebas diagnósticas de la COVID-19 o sustituciones en periodos de vacaciones para mantener la actividad y que los profesionales en activo, «que ya están muy cansados», puedan disfrutar de sus días de asueto «para poder volver a hacer su trabajo en condiciones».

La presidenta del Colegio de Enfermería de Zaragoza ha asegurado que hay muchas personas con deseos de vacunarse, «afortunadamente», después de que en las semanas previas a que se iniciara la campaña hubiera «reticencias», también entre el personal sanitario. Ahora, ha crecido la confianza tras comprobar que no hay efectos secundarios y que se está produciendo la inmunidad, ha anotado.

Teresa Tolosana ha expresado su deseo de disponer de más dosis para lograr «lo antes posible» que la población esté vacunada y así contribuir a superar la enfermedad.

E.P