Estos alcaldes del Pirineo aragonés piden «claridad» y un plan de rescate a la DGA, si no se abren las estaciones de esquí

Los alcaldes de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, y Panticosa, Jesús María Uriz, junto a sus corporación acuden al Edificio Pignatelli de Zaragoza para ser recibidos por el Gobierno de Aragón, aunque no les dejan pasar al no tener cita. - EUROPA PRESS

Alcaldes del Pirineo han pedido «claridad» al Gobierno de Aragón y un plan de rescate en caso de que se decida no a abrir las estaciones de esquí para hacer frente a las pérdidas económicas que se están generando en todos los valles donde se cuenta con este tipo de instalaciones.

Así lo ha reclamado el alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, en declaraciones a los medios de comunicación, quien ha acudido junto con el de Panticosa, Jesús María Uriz, al Edificio Pignatelli de Zaragoza, sede del Gobierno de Aragón, para ser recibidos por el presidente autonómico, Javier Lambán, o algún representante del Ejecutivo, aunque finalmente esto no ha ocurrido y ha acudido el jefe de seguridad para indicarles que puesto que no tenían cita no podían entrar.

Ambos ediles han estado acompañados por sus corporaciones municipales y han representado también al alcalde de Castejón de Sos, que no ha podido acudir por motivos médicos.

El alcalde de Sallent ha comentado que no se esperaban no ser recibidos en nombre de los pueblos que representan y «todo lo que implica la nieve en Huesca» por lo que el Ejecutivo «ha demostrado que no está a la altura» y «no es conocedor de lo que es Aragón».

Jesús Gericó ha contado que la reunión se solicitó hace diez días, pero no han recibido hasta ahora contestación, por lo que han decidido acudir en persona para lograr ser recibidos, por lo que, al menos, confiaban en que les hubiera atendido algún representante del Gobierno autonómico, que tras lo ocurrido demuestra «que desconoce totalmente la idiosincrasia de la población aragonesa».

VOLUNTAD

El alcalde de Sallent ha esgrimido que hay cuestiones «que no son de problemas de agenda, sino de voluntad, que es lo que hace falta, una voluntad mucho más clara de la que está marcando el Ejecutivo aragonés», que ha dejado «tirados en la calle» a los pueblos del Pirineo y de la zona de Teruel donde están ubicadas las estaciones invernales de Valdelinares y Javalambre.

Al respecto, ha dicho que él «forzó» el acuerdo de los alcaldes y de todo el territorio y el sector de la nieve para pedir una movilidad interprovincial, permitir viajar a quien tuviera su segunda residencia en estas zonas y también a los esquiadores con reserva de hotel, en una reunión en la que se dijo «que si no se recibía una respuesta este jueves, bajaríamos aquí entregarle nuestras reivindicaciones», ha apuntado.

Gericó ha considerado que «ningún alcalde va a anteponer la economía a la sanidad», pero ha señalado que cuando el presidente de Aragón dijo que se iba a levantar el confinamiento perimetral de las provincias y abrir las estaciones, los datos de contagio de la COVID-19 «eran peores» que cuando, días después, anunció que finalmente no iba a haber levantamiento del confinamiento perimetral.

Esta decisión cayó como un «jarro de agua fría» en todo el Pirineo aragonés, «en todos los valles que directa o indirectamente estamos viviendo del mundo de la nieve y solo pedimos que busquemos una solución», ha dicho.

PÉRDIDA DEL 40% DE LA TEMPORADA

El alcalde de Sallent ha precisado que el cierre de las estaciones de esquí durante las fiestas de Navidad ha supuesto la pérdida de alrededor del 40 por ciento de los ingresos de la temporada. Asimismo, ha remarcado que cada día perdido ahora «no se puede recuperar en primavera, ni en verano, ni en otoño».

Ha añadido que el 20 por ciento del PIB de la provincia de Huesca proviene del sector de la nieve y el 8,8 por ciento en el caso de Aragón. «Si el problema fuera la factoría de Opel, seguramente tendríamos aquí a sindicatos y a un montón de gente; y nos recibiría uno, el otro para la foto».

Sin embargo, «somos cuatro votos, pero cuatro votos también comen» y, por eso, ha criticado los discursos sobre el «Aragón vaciado» para luego «demostrar que lo que más le importa al Ejecutivo es lo que pasa en Zaragoza», ha estimado Gericó.

También ha sostenido: «Lo que enfada es ver Cataluña lleno –con las pistas de Baqueira con 10.000 esquiadores todos los días en Navidad», «Andalucía lleno», centros comerciales de Zaragoza «a reventar» y «vayamos a pagar justos por pecadores» después de que este verano se haya demostrado «que con muchísima gente en Sallent de Gállego y en todos los valles pirenaicos no hubo tan apenas contagios», mientras que los casos están repuntado ahora en la capital aragonesa.

El alcalde de Sallent ha rechazado «que nos deriven todo el tiempo a las reuniones comarcales», ha pedido un Ejecutivo «fuerte, unido y empático con la situación que hay en el Pirineo», pero «los tiempos políticos no van en consonancia con las necesidades que tiene el territorio aragonés», el Gobierno de Aragón «no está a la altura de lo que demandan la ciudadanía» y este viernes les ha dado la «espalda».

«Necesitamos ya una solución» y se tendría que haber puesto «todo el mundo a trabajar cuando se comunicó que no se iba a levantar el confinamiento perimetral» de las provincias. «Es muy triste la dejación de funciones que hace el Ejecutivo aragonés», que posee el 50 por ciento de Aramón, sociedad que gestiona las estaciones de Formigal-Panticosa, Cerler, Javalambre y Valdelinares, ha apostillado.

EP