Estos dos guardias civiles salvan la vida a una joven en Mainar que estaba inconsciente mientras ardía su casa

A la izquierda el guardia Civil Andrés Lario, a la derecha su compañero Jorge Matta, recibidos por el delegado del Gobierno en funciones Fernando Beltrán.

La Guardia Civil ha salvado la vida a una joven del incendio que se produjo en su vivienda, en la localidad zaragozana de Mainar. Al ver el fuego, ella se encerró en el baño y pidió ayuda por teléfono.

A las 03.25 horas del pasado 16 de julio se recibió una llamada en la Sala de Emergencias de Guardia Civil (062), a través del 112, comunicando el incendio de una vivienda de Mainar con una persona en el interior.

De inmediato, se activó una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Daroca quienes llegaron al lugar solo cinco minutos después de recibir el aviso.

Se trataba de un domicilio de planta baja cuya ventana del cuarto de baño, con rejas, estaba abierta, por lo que uno de los componentes comenzó a preguntar a la víctima para que se mantuviese consciente hasta que consiguieran entrar en la vivienda.

Mientras tanto, el otro agente comenzó a llamar a los timbres del resto de viviendas del bloque para dar aviso de lo que ocurría y poder acceder al domicilio del incendio así como desalojar al resto de vecinos del bloque, un total de 6 adultos y un bebé.

A los pocos minutos la patrulla accedió al portal, pero la víctima ya no respondía a las preguntas del agente que entabló conversación con ella. Por ello, forzaron la puerta de acceso al inmueble donde se encontraron con una cortina de humo intenso que les impedía la visibilidad. Llegaron hasta el cuarto de baño gateando donde hallaron a la joven de 24 años tendida en el suelo en estado inconsciente y casi sin respiración.

Una vez trasladada al exterior le practicaron maniobras RCP hasta en 3 ocasiones y consiguieron con ello que recuperara la consciencia.

Al mismo tiempo los vecinos prestaron ayuda a la patrulla facilitando cubos de agua para sofocar el incendio, regresando de nuevo uno de los efectivos al interior del domicilio para verificar que no había nadie más en ninguna de las estancias y apagar el fuego.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de bomberos de Daroca y Cariñena quienes finalizaron las labores de extinción, además de servicios sanitarios que se hicieron cargo de la víctima que fue traslada a hospital de Calatayud.

Ambos componentes de la patrulla fueron atendidos después del suceso en centro médico de Daroca por inhalación de humo de carácter leve y dolor de cabeza por dicho motivo, no causando baja para el servicio.

Los dos protagonistas, el guardia Civil Andrés Lario y su compañero Jorge Matta han sido recibidos por el delegado del Gobierno en funciones Fernando Beltrán, quien les ha felicitado por su vital actuación en este suceso.