La Guardia Civil rescata el cuerpo sin vida de un joven que ha fallecido mientras practicaba barranquismo en Bierge (Huesca). - GUARDIA CIVIL

Un joven francés de 28 años ha fallecido mientras practicaba, en solitario, barranquismo en la zona de La Peonera, en el término municipal de Bierge, en la provincia de Huesca. Acudió este lunes a la zona, si bien su cuerpo no ha podido ser rescatado hasta este martes.

La Guardia Civil ha informado de que sobre las 21.00 horas de este lunes, se recibió un aviso en la central COS 062, a través de 112, donde una persona informaba de la desaparición de un varón que se había trasladado en bicicleta hasta el inicio del barranco de La Peonera Superior para realizar su descenso y llevaba varias horas sin contestar a las llamadas telefónicas.

Ante la proximidad del ocaso y la gravedad de los hechos, los especialistas del GREIM de la Guardia Civil de Huesca se desplazaron hasta la zona para entrevistarse con la persona que había dado el aviso para recabar la mayor información.

Inicialmente, tuvieron conocimiento de que la bicicleta se encontraba en el mismo lugar, por lo que iniciaron una búsqueda por varios accesos y escapes de la margen derecha del barranco hasta el sendero de los Carboneros, en el acceso a la Peonera Inferior, y por zonas próximas, durante seis horas, resultando la búsqueda infructuosa y dada la falta de visibilidad y la peligrosidad de acceder al barranco durante la noche, las labores de búsqueda se suspendieron.

Han continuado a primera hora de la mañana de hoy y han contado con la intervención del helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil con base en Huesca, que se ha dirigido al barranco con personal del GREIM de Huesca y médico del 061.

Una vez en el lugar, se han unido otros cuatro especialistas de montaña que se encontraban realizando nivel técnico en esa zona. Tras realizar varios rastreos aéreos completos de los barrancos Peonera Superior y Peonera Inferior, se ha localizado una saca de barrancos flotando en el cauce.

Mediante un ciclo de grúa han descendido dos especialistas de montaña y han verificaron que la saca pertenecía al varón desaparecido, localizando en las proximidades al barranquista atrapado en un sifón con un fuerte caudal de agua, extrayéndolo del lugar y tras ser examinado por el médico del 061 este únicamente ha podido certificar su fallecimiento. El cadáver ha sido trasladado al depósito de Huesca para la realización de la autopsia.