Las autoridades visitan FIMA 2022, en el día de su inauguración, en Feria Zaragoza. - EUROPA PRESS

La 42 edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) ha abierto sus puertas este martes, 26 de abril, y se podrá visitar hasta el sábado, día 30, en Feria Zaragoza, con el objetivo de impulsar el sector agroganadero, su modernización y digitalización.

Así lo han expuesto las autoridades que han participado en la inauguración, el secretario general de Agricultura y Alimentación del Gobierno central, Fernando Miranda; el presidente de Aragón, Javier Lambán; el presidente de Feria Zaragoza, Manuel Teruel; y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. Al acto también ha asistido la delegada del Gobierno de España en la comunidad autónoma, Rosa Serrano.

El presidente Lambán ha sostenido que en un mundo «de turbulencias, trastornos y dificultades», donde una crisis «se superpone a otra sin que el anterior se haya cerrado, cualquier gesto, cualquier acontecimiento, cualquier hecho de suponga recuperar la normalidad anterior es muy bien recibido y desde luego la vuelta de FIMA es una excelente noticia desde todos los puntos de vista».

Para el presidente autonómico, «es una heroicidad que Feria Zaragoza haya conseguido organizar otra vez la FIMA», al ver lo que ha ocurrido en ediciones similares de otras partes del mundo, algo que es positivo para el sector agrario, su innovación y «para el turismo de Aragón».

En relación con este último, ha recordado que en Zaragoza «hay un turismo de feria» y buena parte de sus instalaciones «están dimensionadas» con esa finalidad por lo que la falta de eventos «ha hecho sufrir mucho» a estas economías.

Por lo que se refiere al contenido de FIMA 2022, el jefe del Ejecutivo aragonés ha dicho que una de sus prioridades es la agroalimentación y la innovación del sector agropecuario y, por eso, este viernes, está previsto que el Boletín Oficial de Aragón publique una línea de ayudas de 5,5 millones de euros para impulsar la modernización y la digitalización en las producciones agroganaderas y para eliminar emisiones difusas, «para hacer sostenible esta actividad».

La más importante en el sur de Europa

El presidente de Feria Zaragoza, Manuel Teruel, ha subrayado que FIMA es la feria de máquina agrícola «más importante en el sur de Europa», con una edición «de transición» a causa de la pandemia y de la guerra en Ucrania, si bien ofrece más de 60.000 metros de exposición, 1.140 marcas diferentes, el 42 por ciento de fuera de España, con 111 empresas aragonesas y que pretende «dar servicio al sector, que lo pasa mal», motivo por el que se han cancelado otras ferias europeas.

«Nosotros la hemos querido mantener con la ilusión de dar servicio y enlazar con la de 2024, en la que volveremos a hablar de cifras récord de visitantes», ha expuesto. No obstante, en esta ocasión se esperan unos 100.000, con más de 30 misiones comerciales acreditadas, más de 24 países, más de 800 entrevistas de compradores de alto nivel por lo que su éxito «está garantizado» y, «probablemente, va a ser la feria que en 2022 más visitantes tenga en España de todos los sectores», ha afirmado Manuel Teruel.

También ha aportado el dato de que hay un 90% de ocupación hotelera en la ciudad. «Eso es bonito, en estos momentos de dificultades», que supone «que sumemos todos y desde Feria no solo queremos sumar con el sector primario, sino con hostelería y servicios» vinculados a esta actividad.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha destacado la aportación de FIMA a la economía de la ciudad. «Es, posiblemente, después del Pilar y con la Semana Santa, una de las épocas de mayor ocupación hotelera, de mayor impacto económico en los restaurantes, en los bares y en los comercios de la ciudad», ha glosado.

Igualmente ha mencionado la importancia para el sector agrícola, «que lo está pasando mal, que ha sido también muy importante durante la pandemia, pero que ahora se ve especialmente afectado por la crisis de los materiales, energética, por las políticas agrarias comunes que se están acordando».

Azcón ha opinado que, en esta situación, FIMA 2022 «puede significar una ventana, una oportunidad de modernización y desarrollo» y contribuir a abordar «algunos de los problemas que tiene el campo en nuestro país».