La empresa propietaria de Gallina Blanca creará una nueva planta en Alcañiz. Grupo GB Foods

La empresa Pasa Fabricación, del grupo GB Foods, construirá en Alcañiz (Teruel) una nueva planta de producción y comercialización de platos preparados con una inversión prevista de 25 millones de euros hasta 2024 y generará, inicialmente, alrededor de 61 empleos directos cuando arranque su actividad, una cifra que aumentará posteriormente.

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado la declaración de Interés Autonómico de este proyecto, tramitada por el Departamento de Economía, Planificación y Empleo, lo que permitirá agilizar los trámites para su puesta en marcha, reduciéndolos a la mitad.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Economía, Marta Gastón, ha indicado que la nueva planta puede llegar a crear 80 empleos directos y al menos 100 indirectos, y se dedicará a la fabricación y comercialización de preparados alimenticios, con una previsión de producción de 130 millones de platos preparados al año, sumando 10 millones de toneladas de productos.

Ha hecho notar que esta planta de producción se autoabastecerá con energías renovables y reutilizará sus propios residuos orgánicos para ganadería.

GB Foods, propietaria de marcas como Gallina Blanca, ya cuenta en la actualidad con un centro productivo en Alcañiz, donde fabrica aromas naturales para alimentos mediante procesos de hidrolizado, y otro en Ballobar (Huesca), donde produce pastillas de caldo y sopas de sobre mediante el secado de hidrolizados.

Los empleos directos que generará con la nueva planta en Alcañiz supondrán incrementar en un 190% la plantilla con la que esta empresa cuenta en la localidad turolense. La nueva planta en Alcañiz se ubicará en el polígono industrial Las Horcas –al igual que la que ya tienen en funcionamiento– y estará dedicada a la elaboración de platos preparados de fideos fritos en porciones, deshidratados por fritura.

De los 25 millones de euros de inversión prevista, más de ocho estarán destinados a la obra civil y los más de 16 millones restantes se dedicarán a la adquisición de bienes de equipo e instalaciones. La empresa estima que las obras de edificación podrán comenzar en el último trimestre de este año y la planta empezaría a producir a finales de 2023, logrando que esté plenamente operativa a mediados de 2024.

La industria de la alimentación tiene un importante peso en la estructura productiva de Aragón. Representa un 2,8% del Valor Añadido Bruto (VAB) de la Comunidad Autónoma y en torno al 3,2% del empleo total.

Asimismo, los productos agroalimentarios tienen una fuerte presencia en las exportaciones aragonesas: en 2021 representaron casi el 19% del total de ventas exteriores. El proyecto de inversión de Pasa Fabricación S.L. contribuirá a reforzar la especialización productiva industrial de Aragón y su capacidad exportadora.