Igor el Ruso admite que cometió homicidio pero no asesinato en el caso del ganadero José Luis Iranzo

El acusado Norbert Feher, alias ‘Igor el Ruso' en el juicio - J.Escriche.POOL - Europa Press

El abogado de Norbert Feher, alias Igor el Ruso, que está siendo juzgado con tribunal del jurado en la Audiencia de Teruel, como presunto autor del triple crimen de Andorra, hechos ocurridos el 14 de diciembre de 2017, ha modificado sus calificaciones provisionales, y ha considerado que existe un delito de homicidio en el caso del ganadero José Luis Iranzo sin circunstancias modificativas de la responsabilidad.

El letrado Juan Manuel Martín Calvente ha solicitado la libre absolución para el resto de delitos, y ha retirado las eximentes de miedo insuperable de su patrocinado y alteración de la percepción de la realidad desde la niñez.

El Ministerio Fiscal, al igual que el resto de las acusaciones particulares y populares, han elevado a definitivas sus calificaciones provisionales, pidiendo la prisión permanente revisable. No obstante, Enrique Trebolle, abogado de la familia Iranzo ha introducido el delito de atentado en el caso de los asesinatos de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero.

La fiscal ha considerado que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato por la muerte causada a José Luis Iranzo, cuando acudió a su finca ‘El Mas del Saso’; otros dos delitos de asesinato y otros dos de atentado por las muertes de los agentes de la Benemérita Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero; un delito de robo con violencia por el robo del vehículo a Iranzo; dos delitos de robo con violencia por el robo de las armas reglamentarias, cargadores, chalecos, móviles y otros efectos de los agentes, y un delito de tenencia ilícita de armas por las dos pistolas, una Beretta y otra Smith & Wesson que Feher introdujo en España el acusado y utilizó para cometer los asesinatos.

La acusación pública, quien ha subrayado que Feher ha actuado con alevosía, ha pedido 25 años de cárcel por cada uno de los asesinatos y la prisión permanente revisable en el caso de que sea condenado por los tres, y ha hecho referencia a la sentencia del caso Pioz.

Esta acusación particular ha resaltado que Feher «no se detuvo ante nada, quería seguir huyendo, les disparó para producirles dolor y acabar con ellos, incluso inutilizó una de sus armas y les robó».

Ramón Castro, el letrado de la familia de Víctor Jesús Caballero, ha destacado que el acusado obró con ensañamiento, además de con alevosía y con ánimo de matar en los tres asesinatos. «Asesinó con ánimo de ocultar los delitos que había estado cometiendo, es un asesino, no obró en legítima defensa y tampoco sufre neurosis de guerra».