MACROJUICIO CON 60 TESTIGOS Y PERITOS

Igor el ruso alegará neurosis de guerra en el juicio que comienza este lunes en Teruel por el triple asesinato de Andorra

Archivo - Norbert Feher, alias 'Igor el ruso', en la sala de vistas de la Audiencia de Teruel, durante el juicio por dos presuntas tentativas de homicidio en 2017 - JAVIER ESCRICHE / EUROPA PRESS - Archivo

El exmilitar serbio Norbert Feher, conocido como Igor ‘El ruso’, comparecerá este lunes ante la Audiencia Provincial de Teruel como autor confeso del triple asesinato cometido el 14 de diciembre de 2017 en el término municipal de Andorra (Teruel), hechos por los que se encuentra en prisión preventiva desde ese año, actualmente en la cárcel de Teixeiro (La Coruña) y por los que se le juzgará la semana próxima.

En la fecha mencionada, Feher dio muerte mediante varios disparos de pistola –según confesó después a la Guardia Civil– al ganadero José Luis Iranzo y los agentes de la Benemérita Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero en el Mas del Saso, una propiedad del profesional agropecuario que se encuentra entre Andorra y Albalate del Arzobispo.

Iranzo se personó en el Mas para recoger a su padre y al entrar en la vivienda Feher le disparó con una pistola, causándole la muerte, tras lo que se apoderó de su vehículo. Los guardias civiles acudieron asistidos por un vecino de Andorra al recibir una llamada de petición de auxilio, y al ver el coche se aproximaron para identificar a Igor ‘El ruso’, que les disparó, muriendo los dos.

A continuación, la Guardia Civil desplegó una amplia operación policial y durante la madrugada del 15 de diciembre de 2017 localizó y detuvo a Feher, interviniéndole varias armas de fuego cortas, así como cargadores y munición. Ha instruido el caso el Juzgado número 2 de Alcañiz.

Igor ‘El ruso’ ha de responder de tres delitos de asesinato, otros tres de robo con violencia, dos de atentado, uno de pertenencia a organización criminal y otro de tenencia ilícita de armas.

A la vista oral están convocados 60 testigos y peritos, de los que 20 son guardias civiles, 30 pertenecen al Cuerpo de Criminalística de la Benemérita de Teruel, Zaragoza y Madrid, cinco son familiares de los asesinados, cuatro son peritos del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) y también el subdirector del Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza).

El primer día del juicio, este lunes, se constituirá el jurado, las partes personadas presentarán sus alegaciones y declarará el acusado. Los días 13 y 14 de abril comparecerán los testigos, el 15 y el 16 lo harán los peritos y varios agentes de criminalística.

Según la defensa, Norbert Feher presenta un trastorno de neurosis de guerra «que le conduce a situaciones de estrés postraumático con incapacidad para razonar al entrar en pánico debiendo proteger su vida, lo que implicaría una demencia moral al observar su propia vida como un campo de supervivencia, donde protegerla se convierte en una obsesión delirante».

Feher residió en Italia entre 2015 y 2017, donde cometió al menos dos robos con violencia, en uno de los cuales falleció un agente de policía y otro resultó herido, hechos en los que fueron sustraídas dos pistolas que el autor confeso del triple crimen de Andorra utilizó en los actos por los que ahora se le juzga.

OTRAS CONDENAS EN TERUEL

La Audiencia de Teruel condenó en 2020 a Feher a 21 años de prisión por dos tentativas de homicidio y tres por tenencia ilícita de armas, hechos que cometió días antes del triple crimen de Andorra, también en la provincia de Teruel. El acusado asistió a la sesión desde una cabina de blindada de cristal instalada a la sala.

El tribunal consideró probado que el 5 de diciembre de 2017 Feher se encontraba en un ‘masico’ de Albalate del Arzobispo para robar, cuando entraron el propietario con un cerrajero que iba a ayudar a este a abrir la puerta, momento en que les disparó, lesionándolos gravemente.

El mismo año, el Juzgado de lo Penal de Teruel le condenó a seis años de cárcel por robar en casas de campo y matar a un perro en los términos municipales de Albalate del Arzobispo y Andorra, también en 2017. Concretamente, le impusieron cinco años de prisión por robar en los ‘masicos’ y uno y medio por maltrato animal.

AGENCIAS