Un momento del dispositivo simulado en Huesca

Se ha simulado un incendio de alta complejidad en la zona de Bolea con el objetivo de entrenar la coordinación del operativo y las comunicaciones

El Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Aragón (INFOAR) ha llevado a cabo hoy un simulacro de incendio forestal en Huesca en el que han participado más de una treintena de efectivos. El objetivo principal ha sido reforzar la preparación del INFOAR y del conjunto del dispositivo ante una situación de incendio, poner en práctica el despliegue del mando y comprobar el funcionamiento correcto de los sistemas de comunicación. “La realización de simulacros es una herramienta fundamental para la gestión de emergencias y, en el caso de los incendios forestales, todavía más por la complejidad de las situaciones que se pueden producir”, explica la directora general de Gestión Forestal del Departamento de Medio Ambiente y Turismo, Ana Oliván.

El Puesto de Mando Avanzado (PMA) se ha instalado en la zona recreativa de la ermita de Nuestra Señora de Salas, en Huesca. Se ha contado con el vehículo de operaciones del 112 y diferentes carpas auxiliares para el desarrollo del simulacro.

El operativo ha trabajado con un supuesto ficticio de incendio en la zona de Bolea (La Sotonera), con nivel de alerta roja por incendios forestales en Aragón y tras más de 15 días sin llover. Se ha planteado una situación de incendio forestal de una complejidad alta.

La práctica desarrollada ha tenido una duración de 5 horas en las que se han ido aplicando soluciones a los diferentes eventos que iban sucediendo.Además de los efectivos desplegados en Huesca, en el simulacro han participado también desde las distintas salas de control del INFOAR; el Centro Provincial de Operaciones de Huesca (CPO), el Centro Regional de Operaciones (CRO) y la Coordinación de Medios Aéreos (CMA), así como la sala de coordinación del 112. El objetivo es que todo el personal se familiarice con los procedimientos para que el operativo funcione de la manera más segura y eficaz posible.

Para ello, una pieza clave es la realización de simulacros”, ha detallado Oliván.

Este simulacro sigue al celebrado a finales de mes de julio en las inmediaciones del Centro Internacional del Agua y Medio Ambiente de La Alfranca y a las diferentes prácticas que el operativo INFOAR está realizando este verano para estar preparados ante un verdadero incendio forestal.

Principales recomendaciones para evitar los incendios

Cabe recordar que sigue activa la campaña de prevención y extinción de los incendios forestales en la comunidad. Así, se recomienda que quienes realicen actividades que puedan generar riesgo de incendios consulten el Nivel de alerta de peligro de incendios forestales para, en el caso de poderlas realizar, adaptarlas al riesgo de incendios.

En época estival está prohibido el uso del fuego en el monte y su entorno (quemas, barbacoas). Además, cabe recordar que el uso de maquinaria que pueda generar chispas como cosechadoras, empacadoras, desbroces, radiales, soldaduras, etc., requiere extremar las medidas de prevención y está limitada en alerta de peligro de incendios de nivel rojo y prohibida en rojo plus.

También es muy importante saber reaccionar ante un incendio. Si se ve un incendio o una columna de humo, el tiempo es vital: hay que llamar de inmediato al 112 de emergencias y ofrecer el mayor número de datos posible, y seguir las directrices de los expertos o personal autorizado.