SUCESOS

Ingresa en prisión el «falso enfermero» de Zaragoza tras ser detenido por segunda vez

Material incautado al "falso enfermero" tras ser detenido por segunda vez - POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha detenido a R.I.V. de 28 años –conocido como «el falso enfermero»– y ha ingresado en prisión como presunto autor de un delito de intrusismo laboral, falsedad documental, descubrimiento revelación de secretos y un delito contra la seguridad vial después de ser detenido por segunda vez.

El grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Delicias, en Zaragoza, detuvo el pasado viernes 26 de marzo a este joven, que ya había sido detenido por hechos similares tan solo dos meses atrás, por cometer presuntamente un delito de intrusismo laboral.

En esta ocasión desempeñaba labores de enfermería en un centro
hospitalario, careciendo del título universitario requerido, donde había sido contratado tras engañar al departamento de recursos humanos del centro, con el peligro que conlleva para la salud pública ejercer esta práctica laboral sin la formación correspondiente.

Momento de la detención. EP

Aprovechando la carencia de personal sanitario cualificado, debido a la situación de precariedad originada por la pandemia de coronavirus, optaba al puesto de enfermero y, para ello aportaba como documentos acreditativos fotocopias del título universitario y carné de colegiado falsificados.

Tanto la universidad que supuestamente otorgaba el título, como el colegio de enfermería al que parecía estar inscrito, corroboraron las sospechas de los agentes de Policía Judicial. En ambos casos pudieron acreditar que se trataba de falsificaciones.

El «falso enfermero» aprovechó sus servicios en los centros para sustraer efectos, tanto a los pacientes como a sus propios compañeros. También se apoderó de material informático del hospital, motivo por el que el pasado mes de enero, fue detenido como presunto responsable de varios delitos de robo con fuerza, hurto y estafa. En esta ocasión, se encontraba trabajando como enfermero en una empresa privada de servicios médicos, utilizando el mismo ‘modus operandi’.

EFECTOS LOCALIZADOS

Además, el pasado 11 de marzo se interpuso una denuncia por parte de la dirección de una residencia de personas mayores, dando cuenta de la desaparición de una ‘tablet’ y de un acceso informático no autorizado a la base de datos de su centro, sospechando que el autor pudiera ser un enfermero que tuvieron contratado y que correspondía con la filiación del detenido.

El «falso enfermero» fue detenido en la calle Pedro II el Católico, cuando se dirigía a realizar un trabajo a un domicilio.

En el momento del arresto conducía un coche que previamente había alquilado bajo la modalidad de renting, usurpando para ello la identidad de una tercera persona y engañando a otra para que fuera a recogerlo por él.

En el registro del vehículo, se encontró una mochila pediátrica del 061 que había sido denunciada el pasado 3 de marzo al haber sido sustraída de una ambulancia, además de un chaleco fluorescente con la serigrafía del 061, una caja metálica con viales de morfina, cajas de test rápidos de antígenos, diverso material médico como desfibrilador, tensiómetros, fonendoscopios, así como ropa de personal médico y sanitario, que utilizaría para seguir cometiendo sus actividades delictivas.

R.I.V., con numerosos antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza en Barcelona, Gijón y Zaragoza, ha pasado este domingo a disposición del Juzgado de Instrucción número 6, y se ha decretado su ingreso en prisión.