Ingresa en prisión por la salvaje agresión cometida en la plaza del Pilar

 

Agentes pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Aragón han detenido a un hombre de 36 años como presunto autor de un delito de lesiones graves, ocasionadas a otro individuo, un joven al que agredió brutalmente en la madrugada del pasado domingo, en la plaza del Pilar de Zaragoza, quien está ingresado con un pronóstico muy grave.

Los hechos ocurrieron sobre las 4.15 horas del domingo, 7 de noviembre, junto al Pasaje Ciclón, en la citada plaza, donde varios agentes de la Policía Local que se encontraban cerca observaron como varias personas se agrupaban alrededor de un individuo que estaba inconsciente en el suelo y sangraba por la cabeza, comisionando rápidamente una ambulancia al lugar.

Según manifestaron los testigos presentes, este joven acababa de ser agredido por otro varón que huyó del lugar, ha informado la Jefatura Superior en una nota de prensa. Inmediatamente, se inició un dispositivo de búsqueda por parte de Policía Local y Policía Nacional a fin de localizar al presunto autor, cuyos datos descriptivos les fueron aportados por numerosos jóvenes que habían presenciado la agresión.

De forma paralela, miembros del Grupo de Incidencias de la Brigada de Policía Judicial realizaron las investigaciones y recabaron los testimonios de cuantos testigos se pudieron identificar, así como imágenes de vídeo-vigilancia en las que se podía observar al presunto agresor.

El Grupo de Homicidios continuó con las pesquisas hasta lograr la total identificación y localización del responsable de los hechos, que fue detenido en torno a las 15.30 horas de este lunes, 8 de noviembre, con el apoyo del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES), dada la peligrosidad de este individuo.

Horas después, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza, como presunto autor de un delito de lesiones graves, quien decretó su inmediato ingreso en prisión.

Por su parte, la víctima está ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Servicio de Traumatología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, con un pronóstico muy grave.