Intenta estrangular a un taxista de Zaragoza en plena carrera al grito de «llévame al infierno»

Este pasado miércoles un taxista de Zaragoza sufrió un grave percance que pudo costarle la vida. Un ciudadano nicaragüense de 48 años, M.J.A, solicitó al taxista que parara para subirse.

El taxista, al ver el claro estado de embriaguez del individuo no quiso parar, aunque finalmente pudo acceder al vehículo en un paso de cebra.

Los hechos sucedieron en la avenida de Valencia de Zaragoza. El peligroso pasajero le dijo entonces al taxista que lo «llevara al infierno». En ese momento intentó estrangularle para robarle el dinero y la cartera.

El taxista tuvo la suerte de que entonces apareció un coche de la Policía Nacional, muy cerca de la Comisaría de Delicias, y utilizó las ráfagas de luz para alertar a los agentes de que estaba en peligro.

Los agentes intervinieron con suma rapidez para detener a este hombre que, sin embargo, no se calmó y llegó a agredir a los mismos a los gritos de «hijos de…., os voy a matar».

Ya en declaraciones al juez alegó que estaba borracho y que le habían despedido del trabajo. El abogado del taxista y de los policías agredidos, Marco Antonio Navarro, solicitó prisión provisional por varios delitos: robo con violencia, atentado, daños y tres delitos de lesiones. Además, el agresor no tenía en regla los papeles de extranjería, por lo cual podría tener riesgo de fuga.  No obstante, el juez decretó su puesta en libertad con cargos.