Foto: RRSS

Un toro arremetió contra varios becerros en la Plaza de Toros, con el aplauso del público, donde había menores

Tras hacerse viral en las redes sociales unas brutales imágenes de un toro desencajonado en la Plaza de Toros de Barbastro que arremetió contra varios becerros, comienza a haber consecuencias de tipo penal.

La fiscalía de Medio Ambiente ha iniciado una investigación por estos hechos calificándolos como posibles actos de maltrato animal. Ahora será el SEPRONA, adscrito al ministerio público quien se encargará de tomar todos los datos y analizar lo ocurrido.

Los hechos ocurrieron durante las fiestas de Barbastro (Huesca), el miércoles, cuando un toro arremetió contra varios becerros en la Plaza de Toros, con el aplauso del público, donde había menores.

Destacados políticos, como la propia vicepresidenta del Gobierno central, Yolanda Díaz han criticado lo ocurrido y exigen una investigación.