La capital aragonesa tiene un 9% de calles peatonales, en la media de las 10 ciudades más grandes

La Pasarela del Voluntariado abierta de nuevo a los peatones - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / MIGUEL G. GARCÍA

La capital aragonesa tiene un 9 por ciento de calles peatonales sobre el total de las vías públicas, lo que supone que se sitúa, junto a Málaga, en la media de las diez principales ciudades de España, según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Según el estudio, Bilbao es la ciudad con más calles peatonales, un 20 por ciento, seguida de Barcelona y Valencia, ambas con el 18 por ciento; y Sevilla, el 13 por ciento.

Por debajo de los dos dígitos de porcentaje de calles peatonales se encuentran Zaragoza y Málaga, ambas con el 9 por ciento; Valladolid, un 8 por ciento; La Palmas de Gran Canaria, llega al 6 por ciento; mientras que Palma de Mallorca y Madrid cierran el listado con un 4 por ciento cada una.

Estos porcentajes se han obtenido dividiendo la longitud de las calles peatonales entre la longitud de las vías urbanas totales y de los resultados se desprende que mientras que en Bilbao, uno de cada cinco kilómetros de vía pública es totalmente peatonal, en la capital de España apenas lo es uno de cada veinticinco, que es cinco veces menos.

MÁS PEATONALIZACIÓN

Las ciudades con un alto porcentaje de peatonalización, como Barcelona, Valencia y Sevilla son también las que reúnen una mayor ratio de kilómetros de carril bici, según un reciente estudio publicado por OCU, lo que revela una mayor implicación por las políticas de movilidad sostenible.

Para la OCU la peatonalización «debe ser un pilar fundamental» de las políticas municipales de movilidad sostenible y salud pública porque es una medida «básica» para la pacificación del tráfico y también porque contribuye a reducir la contaminación y el ruido.

Además, en las circunstancias actuales de pandemia, reduce el riesgo de contagio, ya que facilita los desplazamientos al aire libre y la separación entre los peatones.

Por eso OCU propone aumentar la amplitud de las aceras, así como el porcentaje de calles peatonales, tanto en el centro de la ciudad como en el extrarradio, siempre y cuando se facilite el acceso a los vehículos de los residentes, se impulse el transporte público y los carriles bici en las calles aledañas, y se limite el uso comercial de las aceras en favor de un uso lúdico y cultural.

EP