La compra de un móvil de 1.200 euros enciende la polémica en el Ayuntamiento de Zaragoza

La consejera municipal María Navarro en una fotografía de archivo. FABIÁN SIMÓN

El grupo municipal de Zaragoza en Común (ZEC) en el Ayuntamiento de la capital aragonesa ha pedido la comparecencia de la concejal de Hacienda, María Navarro, del PP, en la próxima comisión del área para que explique el gasto de 1.200 euros para la compra de un móvil, iphone 11s, modelo que no se incluye en el contrato que el consistorio mantiene con una empresa de telefonía.

El concejal de ZEC, Alberto Cubero ha asegurado en una nota de prensa que Navarro rechazó un terminal de alta gama, un iphone, incluido en el contrato que posee el Ayuntamiento de Zaragoza para el suministro de teléfonos y de tarifas de voz e internet, y lo cambió por otro modelo superior, con un coste de 1.200 euros.

El edil se ha mostrado «indignado» por este gasto extra «que la concejala de Hacienda debería haber pagado de su bolsillo» y por eso quiere que informe del mismo, «que se suman a las clases de inglés del alcalde pagadas con dinero público, a los convenios firmados con entidades de familiares de concejales del gobierno o la compra de lazos naranjas», ha subrayado Cubero.

«La concejala que más ha repetido que las cuentas del Ayuntamiento están fatal ahora gasta 1.200 en un móvil que es un capricho, cuando sostiene que no hay dinero ni para servicios públicos, ni para los servicios sociales», ha apuntado.

En este sentido, ha sostenido que los móviles que compró el ayuntamiento para el teletrabajo de los servicios sociales, cuando se cerraron los centros por la pandemia del coronavirus, «costaron algo más de 20 euros y muchos trabajadores tuvieron que poner el suyo de su bolsillo».

LO DESCONOCÍA

Desde el Gobierno de Zaragoza han aclarado que la concejal de Hacienda utilizaba hasta ahora un móvil personal, fuera del contrato del consistorio, si bien puesto que se le había averiado solicitó el mismo modelo que tenía en el marco del contrato municipal al que se acogen otros concejales, desconociendo que se iba a generar una factura externa.

Nada más conocer que ha sido así ha pedido que se le enviara la factura y la ha pagado «de su bolsillo». Las citadas fuentes han manifestado que la tramitación del terminal se ha realizado por parte del Servicio de Redes y Sistemas, que forma parte del área de Economía, que no le comunicó que se iba a generar esta factura externa.

Por otra parte, desde el consistorio han recordado que las clases de inglés que recibe el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, son financiadas por el Comité de las Regiones, del que es miembro, ya que este organismo ofrece esta posibilidad a todos sus integrantes.