La DGA piensa que en Aragón ya hemos pasado las peores cifras de contagios en la cuarta ola del covid

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza. - GOBIERNO DE ARAGÓN - Archivo
El Hospital Miguel Servet de Zaragoza. - GOBIERNO DE ARAGÓN - Archivo

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha anunciado que, atendiendo a los datos epidemiológicos y a la evolución de la cuarta ola de la pandemia Aragón, en su conjunto, «parece haber llegado al pico de la curva, con una incidencia acumulada de 380 casos, algo menos que la media de España que está en 419«, asegura Sira Repollés, consejera de Salinidad. Ha achacado esta buena situación a las medidas restrictivas que se establecieron en la región desde el día 4 de enero y se intensificaron el día 15.

«Esto ha conseguido disminuir la pendiente y alcanzar el pico en unas cifras bastante menores que en la onda epidémica anterior. De todas formas, ahora necesitamos inducir la curva hacia un descenso rápido para evitar el compromiso del sistema hospitalario y conseguir el control de esta cuarta ola», ha dicho Repollés.

En esta línea, el director general de Salud Pública, Francisco Falo, ha desgranado que Aragón se encuentra en «una situación más favorable que otras comunidades autónomas». «En este caso, la onda epidémica no nos ha golpeado tan fuerte como en las anteriores ocasiones». Ha apuntado que en Zaragoza y Huesca ha sido donde mejor comportamiento han tenido los datos en los últimos días: «Quizá el dibujo es diferente en Teruel, donde todavía hay una onda epidémica ascendente».

«Nos hemos estabilizado en la positividad de las pruebas, aunque aún la tenemos alta, estamos moviéndonos en el 17 y 18 por ciento. Lo que queremos ahora es que baje lo más rápido posible y al umbral más bajo posible». Ha citado que, «por primera vez desde hace días», el índice reproductivo básico ya ronda el uno: «Estamos en esa situación en la que, en el peor de los casos, generamos tantos casos nuevos como había, una estabilización que esperamos que mejore en los próximos días».

SISTEMA SANITARIO

El director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, ha aclarado que el sistema sanitario tiene «una gran presión asistencial». «En Atención Primaria, al igual que con la incidencia, parece que hemos superado ya el pico y que podemos estar en una meseta o incluso empezando a descender las consultas, aunque seguimos con alrededor de 450 casos sospechosos que llegan a las consultas y alrededor de 2.000 contactos diarios que son identificados por los rastreadores».

Ha puntualizado que hay alrededor de 13.000 contactos que ahora están siendo seguidos por los profesionales de Atención Primaria y Salud Pública en todo Aragón.

«En urgencias, pensamos que hemos llegado al pico y ahora mismo la frecuentación media de casos sospechosos está entre 150 y 200 casos diarios y esperamos que empiece a descender». Sobre los ingresos también se espera estar en el pico, con entre 50 y 75 ingresos diarios por COVID, un 30 por ciento del total de casos sospechosos que llegan a urgencias.

Ha reconocido que la ocupación hospitalaria ha alcanzado «cifras preocupantes» y «probablemente se mantenga esta tendencia ascendente al menos durante esta semana y la que viene, con lo cual tenemos dos semanas en las que la presión asistencial sobre los hospitales va a ser importante».

A día de hoy, hay 784 pacientes ingresados en el conjunto del sistema sanitario aragonés, de los que 80 están en camas UCI. Además, ha precisado que durante estos meses la presión asistencial por otras patologías también es alta.

EP