El presidente de Aragón, Javier Lambán, anuncia la instalación de la nueva planta en Muel. - EUROPA PRESS

La empresa multinacional francesa Besins Healthcare ubicará en la localidad zaragozana de Muel su primera fábrica en España, donde creará 150 puestos de trabajo de alta cualificación. La inversión ascenderá a 25 millones de euros. Será a finales del primer trimestre de 2023 cuando comience la producción real, aunque será en el segundo semestre del presente año cuando se inicien pruebas.

La nueva fábrica estará situada en una parcela de cerca de 9.800 metros cuadrados en el Polígono Industrial ‘El Pitarco’ de Muel. La inversión inicial incluye la adquisición del terreno, la adaptación de la nave, las salas blancas para la producción de medicamentos, la instalación de equipos y las propias instalaciones.

Así lo han anunciado este jueves en rueda de prensa, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, junto a la consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, tras reunirse con el presidente de Besins Healhcare, Antoine Besins, y otros responsables de la compañía. También ha asistido al encuentro el alcalde de Muel, Israel Remón.

La farmacéutica Besins Healthcare es una empresa familiar fundada por Abel Besins en 1885. Su sede está en Mónaco y está especializada en el desarrollo y comercialización de terapias hormonales para el tratamiento de ginecología y obstetricia, fertilidad, endocrinología y andrología. En la actualidad produce y comercializa más de treinta productos diferentes que se prescriben en cien países de todo el mundo.

Los productos de Besins Healthcare abarcan la progesterona natural para mujeres embarazadas, el gel transdérmico para el síndrome de deficiencia de testosterona o las terapias de reemplazo de estradiol durante la menopausia. En la planta aragonesa fabricarán hormonas para hombres y mujeres, en forma de cápsulas blandas y geles que se exportarán a «todo el mundo».

La llegada de esta compañía es «particularmente interesante para nosotros» por dos motivos, la «importancia de la multinacional» y por el hecho de desarrollar su actividad en el medio rural, ha apuntado el presidente aragonés, Javier Lambán.

«Todas las inversiones son bienvenidas, pero todavía más aquellas que se desarrollan en el medio rural, dada nuestra prioridad otorgada al combate contra la despoblación y la revitalización de los pueblos», ha añadido.

Por su parte, el presidente de Besins Healthcare, Antoine Besins, ha declarado: «Estoy seguro que es una planta que va a funcionar con muchísimo éxito y va a suponer una gran inversión para la región con la creación de empleo».

Para el Gobierno de Aragón el sector médico-farmacéutico «es estratégico» y, en este sentido, el Departamento de Economía, Planificación y Empleo ha lanzado en 2021 una convocatoria de ayudas a la I+D empresarial en este ámbito profesional, con un presupuesto de cuatro millones de euros.

Además, ha anunciado que el Ejecutivo autonómico procederá en fechas próximas a la declaración de Interés Autonómico «para abreviar plazos» y que toda la tramitación por parte del Ayuntamiento de Muel como del Gobierno de la región «se produzca a la mayor celeridad». El Departamento de Economía está tramitando ya junto a la empresa su expediente de solicitud de Incentivos Económicos Regionales.

En cuanto a los plazos de ejecución, el presidente del Ejecutivo autonómico ha mostrado su conformidad con los planteados por la compañía, «aunque son francamente ambiciosos», pero «estoy seguro que en Aragón se les permitirá cumplir con nuestra normativa, que se ha revelado muy eficaz».

El presidente de Besins Healthcare ha agregado que está previsto que la producción real se inicie a finales del primer trimestre de 2023, aunque en la actualidad las obras de adecuación de la nave ya están en curso y, posteriormente se instalará parte del equipamiento para que pueda ser probado a partir de este verano. Se espera que la planta pueda comenzar a fabricar en el segundo semestre de 2022.

«Actualmente tenemos más terreno del que pudiéramos necesitar a priori y por eso estamos abiertos a una inversión suplementaria de cara al futuro», ha asegurado Antoine Besins, porque cuando se destinan cantidades de esta magnitud no se puede hablar de meses o años, sino a décadas de actividad.

En concreto, esta multinacional francesa va a crear 150 empleos de alta cualificación, para lo cual el Gobierno de Aragón ha ofrecido las posibilidades formativas, tanto las gestionadas por el Departamento de Educación como por el Instituto Nacional de Empleo.