La Guardia Civil de Huesca detiene a un hombre por corrupción de menores y agresión sexual

El Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Huesca, en colaboración en la fase de detención con el Equipo Mujer Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Tenerife, ha detenido a un varón de 36 años vecino de Santa Cruz de Tenerife, como supuesto autor de un delito de agresión sexual y corrupción de menores.

La detención se ha llevado a cabo el pasado 21 de diciembre, en el marco de la operación MEDEHU, ha informado la Guardia Civil de Huesca en una nota de prensa.

La investigación de la operación MEDEHU se inició a raíz de una denuncia presentada por los familiares de la menor de siete años, en la que se manifestaba que una persona desconocida, se había puesto en contacto con la menor, a través de una aplicación muy usada como mensajería de redes sociales, que estaba instalada en un teléfono móvil.

Dicha persona, se ganó la confianza de la niña, haciéndose pasar por otro menor de edad, de 9 años, para posteriormente incitarla a que realizara acciones sexuales y se grabase en video y se lo enviase. A pesar de que el autor de los hechos no llegó nunca a mostrar su cara, mostró a la menor actos explícitamente sexuales.

El EDITE de la Guardia Civil de Huesca realizó un análisis de todos los elementos aportados por los denunciantes, entre ellos los videos que el autor envió a la menor.

La investigación se centró en el análisis pormenorizado de la información, para intentar dar con el autor y después de semanas de investigación, finalmente se pudo determinar que el autor de los hechos residiría en Santa Cruz de Tenerife. Por ello, el EDITE
solicitó colaboración al EMUME de policía judicial de la Guardia Civil Tenerife, los cuales, previa autorización judicial, llevaron a cabo una entrada y registro en la vivienda del sospechoso y procedieron a la detención del supuesto autor de los hechos, un varón de 36 años.

RECOMENDACIONES

En la entrada y registro se requisó diferente material informático que está siendo analizado para determinar la posible existencia de otras víctimas y evitar la difusión de su contenido.

El detenido fue puesto en libertad, quedando a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca donde fueron entregadas las diligencias instruidas, con la obligación de personarse en el juzgado cuando sea requerido para ello.

Desde el EDITE de la Guardia Civil de Huesca, se recomienda que se «limite» el uso a los menores de edad, del teléfono móvil, ordenador o cualquier otro dispositivo con conexión a Internet, y cuando sean utilizados por estos sea siempre bajo supervisión de un adulto, especialmente en el acceso a cualquier tipo de red social así como de mensajería.

Del mismo modo, «se debe de tener especial cuidado y control» con las fotografías publicadas en la red de los menores de edad. En el caso de recibir cualquier tipo de comunicación no esperada y de alguna persona desconocida, solicitando información personal o de contenido sexual, no dude en ponerse en contacto con la Guardia Civil a la mayor brevedad posible, bien en el acuartelamiento más cercano, donde podrá formular denuncia, o informarse en el Grupo de Delitos Telemáticos (EDITE) de la Guardia Civil de Huesca, a través de la central 062.