La Guardia Civil de Montaña rescata en Huesca a 15 personas que practicaban deporte en varios parajes

Los especialistas de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Aragón, SOCIEDAD GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Montaña ha llevado a cabo entre este viernes, 25 de junio, y este sábado día 26, un total de diez intervenciones, rescatando a 15 personas que practicaban deporte en varios parajes naturales en la provincia de Huesca. En cinco de las actuaciones, se han realizado traslados al hospital por lesiones o contusiones.

En concreto, el viernes se produjeron cinco rescates –9 personas auxiliadas–. El primero de los avisos se recibió de la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca, sobre las 12.45 horas, comunicando que una persona, de 19 años, de origen británico y actualmente residente en Irlanda, había sufrido una caída y estaba herido con cortes en la cabeza y en la rodilla izquierda, en el valle del Ara, en Torla.

Hasta el lugar se trasladaron especialistas del Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña, Unidad Aérea con base en Benasque y médico del 061. Tras atender al herido, la aeronave recogió al personal y al rescatado para dirigirse a la localidad de Broto, donde esperaba una ambulancia convencional.

Sobre las 15.32 horas, se recibió el aviso de que dos personas de un mismo grupo habían tenido un accidente al hacer un pequeño salto en el descenso del barranco Gorgas Negras, en el término municipal de Bierge, haciéndose uno de ellos un esguince de tobillo y el otro un esguince de rodilla. Ninguno podía continuar el descenso de dicho barranco.

Especialistas del Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Huesca, Unidad Aérea de Huesca y enfermero del 061 localizaron a estas personas y las trasladaron hasta el aeropuerto de Monflorite, para posteriormente, ir en ambulancia al Hospital San Jorge de Huesca, para pruebas y cuidados. Las personas rescatadas son dos varones de 29 y 45 años vecinos, de Barcelona.

Unos minutos más tarde, a las 15.45 horas, se atendió a un montañero que había sufrido una caída en la zona del Pico Balaitous, en Sallent de Gállego. Este parecía haber sufrido una rotura de tibia y peroné, lo que le impedía continuar la marcha.

El varón, de 62 años y vecino de Barcelona, fue auxiliado por miembros del EREIM de Panticosa, GREIM de Benasque, Unidad Aérea con base en Benasque y médico 061, y trasladado al Hospital de Jaca.

A las 21.05 horas, tres montañeros, también provenientes de la ciudad condal, que habían ido a realizar la Cresta de Salenques, en Benasque, se encontraban muy fatigados y no se veían capaces de terminar la actividad, llegando la noche y viéndose obligados a pasarla a más de 3.000 metros de altura sin apenas ropa de abrigo y material de protección.

Tras un dificultoso rescate por las rachas de viento, las personas fueron evacuadas hasta la Besurta, lugar en el que tenían su vehículo.

A las 20.00 horas, se rescató a dos montañeros que se encontraban desorientados en la zona del Portillón Superior y no localizaban el paso para continuar la marcha hacia la Cresta de Salenques.

Dadas las horas en las que sucedieron los hechos, permanecieron en el lugar, abrigados para pasar la noche. A primera hora de la mañana, con ayuda del helicóptero, fueron en su búsqueda especialistas del GREIM de Benasque y Unidad Aérea. Estos dos varones, uno de 50 y el otro de 55 años, de Vizcaya, fueron trasladados ilesos, aunque con leve hipotermia hasta el refugio de la Besurta, lugar donde tenían estacionado su vehículo.

SÁBADO

El sábado, la cifra de rescates ascendió a cinco y el número de personas auxiliadas a seis. A las 15.45 horas, se informó del accidente de un montañero madrileño, de 24 años, al que un compañero de actividad le había pisado con los crampones una mano al resbalarse mientras descendían del Monte Perdido, a la altura del Lago Helado del Valle de Ordesa, en Fanlo. El rescatado debido a sus lesiones fue trasladado al Hospital San Jorge de Huesca.

Sobre las 12.35 horas, se notificó que una mujer de 55 años, se había realizado, posiblemente, una fractura de tobillo y no podía continuar su actividad senderista, en la zona del Pico Pusilibro, en el término municipal de Loarre. Finalmente, fue evacuada al Hospital San Jorge de la capital oscense.

A las 16.10 horas, se recibió el aviso de una persona que comunicaba que su marido se había caído cuando descendían del Pico Bisaurín y había sufrido una luxación de hombro izquierdo, en Aragües del Puerto.

Mediante coordenadas GPS que se recibieron a través de una aplicación de mensajería, se pudo comprobar que no estaban en la zona que indicaban telefónicamente, ya que ellos creían encontrarse en la vertiente Norte.

Asimismo, sobre las 16.40 horas, se alertó de que en la zona del Barranco Peonera Inferior, concretamente a la Fuente de Tamara, en Bierge, había un barranquista accidentado con un posible esguince de tobillo. El hombre, de 42 años y vecino de Madrid, fue rescatado y llevado al Hospital San Jorge.

Por último, a las 16.15 horas, un menor de edad, proveniente de Zaragoza, tuvo que ser evacuado al torcerse un tobillo cuando se encontraba con unos familiares en el Ibon de Anayet, en Canfranc.