La Guardia Civil investiga a una persona por maltrato animal

Podenco andaluz abandonada. - GUARDIA CIVIL.

ZARAGOZA, 29 Sep.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha investigado a un varón de 68 años y vecino de la capital aragonesa por presunto maltrato animal, después de que, el pasado 5 de julio, dejara a una perra de la raza podenco andaluz, que presentaba caquexia, deshidratación, cojera y parásitos, en el Centro de Protección Animal, según ha informado la Comandancia de Zaragoza.

Basándose en dos informes veterinarios, los agentes sospecharon del posible abandono de esta cánida y que su dueño no le había dado la atención veterinaria necesaria ni los cuidados básicos. El SEPRONA consultó el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón (RIACA), comprobando que esta persona tenía otros seis perros, de los que cinco no estaban vacunados contra la rabia, aunque es obligatorio.

El dueño de la perra declaró que el animal se había extraviado cinco días antes de ingresarla en el Centro de Protección Animal y no pudo acreditar que le hubiera dado tratamiento alguno por las dolencias que padece. Posteriormente, los agentes averiguaron que uno de los perros de esta persona había sido entregado a otra persona a través de un veterinario, sin comunicarlo al RIACA, y que otros dos habían fallecido.

Por estos hechos ha sido investigado este varón como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna por abandono animal. También se le han instruido denuncias por infracciones a la Ley de Protección Animal en Aragón, ante el Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente por los siguientes hechos: dos infracciones por no vacunar a dos perros de la rabia, dos infracciones por no dar de baja por muerte a dos canes.

Igualmente ha sido denunciado, por infracciones a la Ley anteriormente reseñada, el veterinario que atendía a los animales por una infracción por no grabar en la base de datos RIACA un supuesto cambio de titularidad de uno de los animales y tres infracciones por no reseñar en los pasaportes de tres canes la fecha completa de la vacunación.

EP