La Guardia Civil realiza 21 rescates en Aragón durante el puente, ocho de ellos en el Aneto

Estado que presentaba el Glaciar del Aneto este sábado, 14 de agosto, en el término municipal de Benasque (Huesca). - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha realizado 21 rescates desde el viernes, 13 de agosto, y hasta este lunes, día 16, de los que ocho han tenido lugar en el Aneto por lo que ha pedido prudencia a todas las personas que tengan previsto subir a esta cima debido a la situación que presenta su glaciar, con una amplia zona de hielo fósil, que obliga a que la progresión por el mismo sea muy técnica.

En concreto, se requiere del uso de crampones con bota específica de montaña y el uso de piolet para progresar por el glaciar. Además de portar el material adecuado, se debe tener la suficiente preparación para utilizarlo, ha enfatizado la Benemérita en una nota de prensa.

El viernes, día 13, se realizaron dos rescates en el glaciar del Aneto, que se resolvieron únicamente con lesiones que no revestían excesiva gravedad. Por su parte, el sábado, 14 de agosto, se efectuaron diez intervenciones, cuatro de ellas en el Aneto. Estas últimas supusieron la atención de ocho personas.

El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Benasque recibió un aviso sobre las 9.00 horas, indicando que una persona se había resbalado unos cien metros por una pendiente helada en la subida al Aneto, quien sufría policontusiones.

Tras dirigirse al lugar en el helicóptero de la Unidad Aérea con base en Benasque, junto a un médico del 061, los agentes observaron una gran afluencia de montañeros en el glaciar.

OTRO AVISO EN EL MISMO LUGAR

El GREIM de Benasque recibió un segundo aviso sobre las 11.00 horas porque cuatro personas habían resultado heridas graves en el Glaciar del Aneto, con laceraciones por todo el cuerpo y golpes que se habían propinado contra las piedras. Además, estaban empezando a entrar en hipotermia.

El helicóptero y el GREIM, junto con un médico del 061, acudieron al lugar, el mismo del accidente anterior y observaron que estas personas tampoco iban bien equipadas. El herido más grave era un varón de 52 años, vecino de Segorbe, que fue trasladado en helicóptero del 112 al Hospital Clínico de Zaragoza, dado que sufría numerosas laceraciones en todo el cuerpo, contusiones, heridas abiertas e hipotermia.

Otro de los heridos, un varón de 48 años, vecino de Puerto de Sagunto, fue trasladado al Hospital de Barbastro, con laceraciones, un corte profundo en la mano y cortes menos profundos en el resto del cuerpo.

Una mujer de 48 años, vecina de Segorbe, y un hombre de 30 años, vecino de Reus, fueron atendidos en el centro de salud de Benasque con contusiones y laceraciones, además de ligera hipotermia.

Mientras los especialistas de montaña de Benasque recogían material desplegado en esta intervención, observaron a dos personas en apuros en el glaciar, quienes se encontraban en una zona complicada, con gran riesgo de accidente, perdiendo el control y descendiendo varias veces por la pendiente helada, consiguiendo detenerse.

Los especialistas decidieron evacuarlos antes de que se produjeran daños graves ya que no tenían el material adecuado para las condiciones del terreno y habían sido advertidos desde la aeronave, con anterioridad, de que debían cambiar el itinerario por las malas condiciones del glaciar. Los auxiliados fueron un varón y una mujer de 32 años, vecinos de Barcelona.

OTROS RESCATES

Otro de los rescates del sábado tuvo lugar sobre las 13.00 horas, en la zona del Refugio de Estós, a una senderista de 28 años, vecina de Getafe (Madrid), que sufría mareos y vómitos, que padecía agotamiento, los mismos síntomas que otro montañero, un varón de 61 años, vecino de Lérida, que fue auxiliado sobre las 15.30 horas, cuando se encontraba en la cresta del Aneto. Por las mismas causas fue asistido un hombre de 28 años, vecino de Barcelona, sobre las 16.05 horas, en la cresta Espadas-Posets (Sahún).

Por su parte, el GREIM de Boltaña efectúo su primera actuación cuando recibió un aviso sobre las 18.25 horas, indicando que un barranquista había sufrido un resbalón y se había lesionado el tobillo, cuando descendía el barranco Miraval, en el término municipal de Tella-Sin. El auxiliado es un vecino de Zaragoza, de 60 años.

Por su parte, el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) y helicóptero de la Guardia Civil de Huesca junto con un sanitario del 061, llevaron a cabo un rescate de cinco personas en la vía ferrata de Peña Rueba. Una de ellas había sufrido un golpe de calor y no podían continuar avanzando. Finalmente, fueron evacuados los cinco, dos hombres de 23 años y tres mujeres de 23, 21 y 20 años, todos vecinos de Zaragoza, después de ser hidratados.

CUATRO RESCATES EL DOMINGO

El domingo se realizaron cuatro rescates. El primer aviso del GREIM de Boltaña se recibió en torno a las 11.30 horas porque una vecina de Zaragoza, de 20 años, se había lesionado un tobillo cuando se encontraba en las inmediaciones del Ibón de Marboré, en el término municipal de Bielsa.

El segundo aviso se produjo después de que una mujer, de 45 años, se lesionara una rodilla cuando caminaba entre Torla y el Puente de los Navarros, quien sufrió una posible rotura de ligamentos.

LUNES

Por su parte, este lunes, 16 de agosto, se han realizado hasta ahora cinco rescates. El primero se ha producido sobre las 10.00 horas, cuando tres jóvenes menores de edad que habían salido a correr desde Benasque a Cerler se han quedado enriscados. Han sido auxiliados por el GREIM y el helicóptero. Son tres varones de 14 y 15 años, vecinos de Barcelona, Zaragoza y Madrid, que han resultado ilesos.

Sobre las 12.00 horas, el GREIM y helicóptero, junto con un médico del 061, han asistido a dos montañeros que habían caído por el glaciar del Aneto y no podían continuar la marcha. Poco después, han auxiliado a otros tres montañeros que se encontraban unos metros más arriba, enriscados en el glaciar y tampoco podían continuar.

Asimismo, a las 14.00 horas, el EREIM de Panticosa, con el helicóptero con base en Huesca y un sanitario del 061, han atendido a un montañero había sufrido una fractura en el brazo tras haberle caído una piedra cuando ascendía al Pico Infierno, en el término municipal de Panticosa. El último aviso ha sido a las 14.30 horas porque una montañera se encontraba con temblores en el Pico Collarada, quien ha sido atendida por el SEREIM de Jaca junto al helicóptero de Huesca y sanitario del 061.