La hostelería de Aragón pierde la mitad de su facturación con la pandemia, según un minucioso estudio

La hostelería de Aragón ha sufrido una caída de facturación de más del 50%.

La facturación en las empresas del sector de la hostelería en Aragón se ha reducido a la mitad con la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 de forma que si entre marzo y diciembre de 2019 fue de 2.200 millones de euros, en los mismos meses de 2020 ha quedado por debajo de los 1.100 millones.

Éste es uno de los datos que se desprende de un estudio elaborado por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, para conocer las afecciones económicas provocadas por la COVID-19 en el sector.

El informe ha sido presentado este martes por el presidente del Consejo Aragonés de Cámaras, Manuel Teruel; el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, Luis Vaquer; el presidente de la Comisión de Turismo de Cámara Zaragoza y presidente de Zaragoza Hoteles, Antonio Presencio, y el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director del informe, Marcos Sanso.

Se trata del primer estudio de estas características realizado en España, un informe exhaustivo que recoge datos de fuentes oficiales y que analiza las cifras que afectan al sector más castigado por la crisis en las distintas zonas de Aragón.

Según este documento, el 22,13% del total de la facturación perdida corresponde al sector del alojamiento, que ha registrado una caída de más de 240 millones de euros. En el subsector de comidas y bebidas, la bajada ha sido de 848,88 millones, de los cuales 594,21 millones, el 69,99%, corresponden a Zaragoza. En todo caso, los impactos son «asimétricos» trimestral, sectorial y geográficamente.

EMPLEO

Las cifras de pérdida de empleo muestran que el segundo trimestre de 2020 ha sido el peor en la historia de la hostelería en Aragón, alcanzando el 68 % del total en promedio, incluyendo pérdida de afiliados, expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y ceses de actividad de autónomos. En el cuarto trimestre del año, se ha mantenido en el 40 por ciento.

Ha habido comarcas que han llegado al 80 % en el segundo trimestre, como Sobrarbe y Ribera Baja del Ebro, quedando aún en el cuarto trimestre otras que se han situado en el 74 %, como es el Alto Gállego. Por otra parte, la afección relativa ha sido mayor en el subsector de alojamientos que en el de comidas y bebidas, con diferencias que en el promedio que superan los 12 puntos porcentuales.

Según el estudio, la caída del Valor Añadido Bruto (VAB) ha sido de 500 millones de euros y los beneficios del sector se han reducido en 60 millones. «Refleja que el sector hostelero está realizando un enorme sacrifico económico en favor de un beneficio social superior, como es la salud de los ciudadanos, por lo que considera de justicia establecer compensaciones lo más ajustadas posible a las cifras que se aportan», señalada el documento.

La conclusión es que la recuperación de la hostelería aragonesa por las afecciones de 2020 podrían fijarse en 60 millones de euros por pérdida de beneficios de explotación y cien millones adicionales por costes fijos soportados sin ingresos.

EP