La hostelería de Zaragoza, ante las nuevas restricciones: «Esto nos aboca al cierre definitivo»

Reunión de representantes del ocio y hostelería zaragozano frente a la Aljafería, en una imagen de archivo

La Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia ha afirmado que las últimas restricciones para frenar el avance de la pandemia, dadas a conocer este viernes por el Gobierno de Aragón, les abocan «al cierre definitivo». «Suponen la crónica de una lenta e implacable agonía», han mencionado.

En una nota de prensa, han explicado que, según datos recabados en una encuesta que han realizado, para más de la mitad de los establecimientos asociados, el 50,72 por ciento, su facturación cayó entre un 50 y un 75 por ciento en el ejercicio 2020 en comparación con 2019.

Asimismo, el 21,74 por ciento de los hosteleros encuestados asegura que su facturación ha descendido más de un 75 por ciento. El 21,74 por ciento ubica sus pérdidas entre un 25 y un 50 por ciento y un 5,80 por cien indica que su descenso es menor a un 25 por ciento respecto al año anterior.

Durante once meses las actividades de restauración de la Comunidad Autónoma, con especial incidencia en Zaragoza y su zona de influencia, han sido objeto de suspensiones e importantes restricciones al desarrollo ordinario de sus negocios en materia de horarios y aforos.

«Tenemos serias dudas de que las medidas adoptadas relativas a la restricción de dos horas en la apertura y desarrollo de las actividades hosteleras los viernes, sábados y domingos sean realmente efectivas y vayan a tener un impacto sustantivo en la reducción de la incidencia y el número de contagios, siendo evidente que la situación actual trae causa de las reuniones y celebraciones en espacios privados durante las fiestas navideñas, espacios que por otro lado es imposible controlar», han señalado los hosteleros.

Por ello, consideran que estas medidas tienen «nula repercusión social y un gran impacto económico». «Si la situación sanitaria lo requiere, como ya hemos sostenido en otras ocasiones, sería más efectivo un cierre programado por un periodo temporal limitado, acompañado de compensaciones y garantías, que una apertura en las condiciones actuales».

MEDIDAS ECONÓMICAS

Los hosteleros han aseverado que es «imprescindible y urgente» adoptar medidas económicas de compensación análogas a las previstas por otras Comunidades Autónomas que han aprobado restricciones similares, como la Comunidad Valenciana, que esta semana ha anunciado la creación de un Fondo de Cooperación, con una dotación presupuestaria de 120 millones de euros, participado y financiado al 50 por ciento por el Gobierno regional, 30 por ciento por las diputaciones provinciales y 20 por ciento por los ayuntamientos.

El objetivo sería «rescatar a los autónomos del sector del ocio, hostelería y actividades recreativas. Las ayudas aprobadas hasta la fecha –en Aragón–, sometidas a dilatados procedimientos administrativos de trámite y concesión, en su mayoría pendientes de abono, son meramente simbólicas y no solucionan los problemas de liquidez de las empresas», han concluido.