La hostelería en Zaragoza y Huesca podría abrir hasta las 00.00 horas desde la próxima semana

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado este sábado que «tal y como está evolucionando la pandemia» en la comunidad, «quizás la semana que viene» las provincias de Huesca y Zaragoza «podrían beneficiarse» de una mayor ampliación de horarios en los establecimientos hosteleros, como en el caso de Teruel.

Este sábado, 15 de mayo, han entrado en vigor las nuevas medidas que rebajan las restricciones sanitarias en Aragón. Así, desde la medianoche Teruel está en nivel de alerta 2, lo que permite a los establecimientos hosteleros cerrar sus puertas a las 00.00 horas, con aforos en interior del 50 por ciento –seis personas por mesa como máximo– y en el exterior al cien por cien, con mesas de un máximo de diez personas.

En el resto de la comunidad –excepto los territorios confinados– se encuentra en el nivel de alerta 3, que permite la estancia en bares y restaurantes hasta las 23.00 horas.

En este sentido, Lambán ha destacado que la provincia turolense «está francamente bien» y que si continúan así los datos –en la última jornada se han notificado 198 positivos por COVID-19, en las otras dos provincias se rebajarán las restricciones.

El presidente aragonés ha insistido en que el Departamento de Sanidad actúa «siempre» pensando en «los intereses económicos que sus medidas puedan perjudicar» pero, sobre todo, en «la salud y la vida de los aragoneses». Por ello, «se procura llegar al máximo en cuanto a la permisividad pero con prudencia».

De nuevo, ha confiado en que la vacunación es el principal «resorte» para recuperar la normalidad y ha considerado que «nos vamos aproximando a un verano en el que la recuperación de la actividad turística estará en muchos casos cerca de la normalidad absoluta».