La nieve y las placas de hielo atascan el servicio de algunas líneas del bus urbano en Zaragoza

La nieve y placas de hielo causan problemas en el servicio de algunas líneas de autobús urbanos de Zaragoza. - EUROPA PRESS

La nieve y algunas placas de hielo, que se han formado con la llegada de la borrasca ‘Filomena’ a la capital aragonesa este viernes, 8 de enero, han provocado problemas en algunos puntos de la ciudad como Torrero-La Paz y San José, lo que ha causado dificultades en algunas líneas de bus como la 33, 23 y 39. Por ello, se han intensificado los trabajos en esas zonas.

Durante la noche, las precipitaciones en forma de lluvia han permitido la formación de bloques de hielo en el recorrido de bastantes líneas de bus. Esta situación ha obligado a pararlas por seguridad y para evitar problemas mayores. Los servicios de quitanieves y los propios vehículos han ido abriendo el camino en estas líneas y se están reactivando de manera progresiva.

Desde el Centro de Coordinación Operativa del Ayuntamiento de Zaragoza han informado de que los servicios municipales extraordinarios habilitados para la nevada trabajan desde primera hora de la mañana para retirar nieve en las calzadas y aceras, donde ya ha cuajado y empieza a haber acumulaciones, tras las precipitaciones de la madrugada.

La noche ha discurrido con tranquilidad y sin incidencias «reseñables» y las tareas de limpieza han comenzado en zonas prioritarias como los accesos a centros hospitalarios, y calles y avenidas por las que discurre el transporte público, así como por las vías con mayor tráfico peatonal.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza han insistido en solicitar a la ciudadanía que evite utilizar el vehículo privado, a no ser que sea imprescindible, para evitar complicaciones que ya se han visto en otras ciudades españolas.

PREVISIÓN

La previsión es que siga creciendo el espesor de nieve. No obstante, el autobús urbano, el Tranvía y el servicio de taxis de la ciudad están colaborando para facilitar al máximo la movilidad de los ciudadanos.

En estos momentos, los servicios municipales –Bomberos de Zaragoza, Protección Civil, Policía Local– y la plantilla de la contrata FCC trabajan a plena capacidad, en tres turnos durante las 24 horas del día, coordinados desde el centro operativo que se ha establecido en el Parque de Bomberos número 1, en Valle de Broto.

Además, durante la tarde de este viernes y esta noche se han esparcido 35 toneladas de sal en 823 kilómetros de viales, incluidos los barrios rurales, así como en las entradas a hospitales y centros de salud, paradas del tranvía y bus y centros de la administración, entre otras localizaciones.

EP