La Plaza del Pilar será un museo viviente el 26 de septiembre: todos vestidos con trajes goyescos

Presentación de la recreación goyesca que se celebrará en Zaragoza - EUROPA PRESS

La Plaza del Pilar de Zaragoza se convertirá el próximo 26 de septiembre en un ‘museo viviente’ donde se recrearán cuadros de Francisco de Goya, en el que los participantes irán ataviados con trajes goyescos.

También se anima a participar a toda la ciudadanía, adaptando el traje regional aragonés a la estética de aquella época. Será una celebración que culminará los actos de la V Semana dedicada al pintor, que comenzarán el 17 de septiembre.

La iniciativa ha sido presentada este jueves en Cámara de Zaragoza, en un acto en el que ha participado la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, el alcalde de Fuendetodos, Enrique Salueña, el presidente de la Comisión de Turismo de Cámara Zaragoza, Antonio Presencio, la jefa del servicio de Comercio y Turismo de la misma entidad, Natalia García, y el gerente de DL Creativos, Felipe Díaz.

Sara Fernández ha explicado el apoyo municipal a la celebración de este museo viviente, recordando las actividades que se están realizando con motivo del 275 aniversario del nacimiento del pintor, porque «desde el Ayuntamiento de Zaragoza llevamos por bandera el que se identifique a la ciudad con el nombre de Goya».

En el anunciado museo viviente, artistas profesionales recrearán escenas de los cuadros del artista de Fuendetodos en diversas ubicaciones de la Plaza del Pilar, y Fernández ha invitado a los zaragozanos a participar de forma activa en esta recreación, acudiendo vestidos a la manera goyesca.

Solo quienes se presenten correctamente ataviados podrán acceder al interior de la plaza, ha explicado Natalia García, quien ha adelantado que se planea culminar esa celebración con un «vermut goyesco, aprovechando la campaña de tapas inspiradas en el pintor que ofrece durante todo este año la Asociación de Bares y Restaurantes de Zaragoza».

Para lograr esa caracterización goyesca, los organizadores proponen usar como base el traje regional, aplicando algunas adaptaciones. Para ayudar a que la representación sea lo más fidedigna posible, se ha editado un manual, inspirado en las pautas creadas hace unos años por la Asociación Goyesca de Fuendetodos.

Fernández ha confiando en que esta recreación vaya cogiendo arraigo entre los ciudadanos, y se perpetúe en el tiempo, llegando a ser otra tradición festiva de los zaragozanos. «Será una oportunidad más de lucir nuestro traje regional» ha apuntado la vicealcaldesa.

CONSEJOS PARA LOGRAR UN TRAJE GOYESCO

El traje goyesco es el nombre que recibe la indumentaria popular usada desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX, y que aparece reflejada en los cuadros de Francisco de Goya.

Varias prendas típicas del traje de baturra son idóneas para crear un aspecto ‘goyesco’: las faldas con volumen, la blusa blanca, el corpiño, el pañuelo al cuello y el delantal.

Para adaptar la imagen final a la estética de las escenas pintadas por el artistas de Fuendetodos, se ofrecen algunos ‘trucos’, como cambiar el mantón tradicional por uno de seda, ‘subir los colores’ generalmente neutros, del traje baturro con tonos más alegres en delantales o pañuelos y llevar una redecilla para el pelo, como es habitual ver en las majas de Goya.

En el caso de los hombres, ambas indumentarias comparten también la camisa blanca, el chaleco, los zaragüellles, o calzones blancos que asoman por debajo del pantalón corto negro, «algo más ceñido en el traje goyesco», según ha puntualizado Díaz.

Para recrear los tipos masculinos de los cuadros del artista aragonés, este experto recomienda «que el pañuelo sea de seda y mejor al cuello que en la cabeza», también si es posible «usar redecilla» y, como detalle absolutamente fundamental para acertar con la caracterización, «llevar zapatos con hebillas, eso es típico de Goya», ha resaltado Díaz.