La policía de Teruel salva la vida a un bebé de dos meses: la ambulancia no llegó a tiempo por la borrasca

Varias dotaciones de la Policía Nacional y de la Policía Local de Teruel han socorrido este fin de semana a un bebé de dos meses que se hallaba en parada cardiorrespiratoria, en un domicilio del barrio del Arrabal de la capital turolense.

Los hechos tuvieron lugar el sábado pasado. Los agentes acudieron a esta vivienda, donde el bebé no respiraba, ni respondía a ningún estímulo por lo que procedieron inmediatamente con las maniobras de reanimación, ha informado la Comisaría Provincial de Teruel en una nota de prensa.

Ante la gravedad de la situación y al no haber llegado los servicios sanitarios debido a las inclemencias del tiempo causadas por la borrasca ‘Filomena’, los agentes trasladaron al niño hasta el servicio de urgencias del Hospital Obispo Polanco, donde fue atendido por facultativos especializados.

Los servicios sanitarios comunicaron a los policías que gracias a su rápida y decidida intervención no solo habían conseguido estabilizar al bebé, sino que gracias a las maniobras efectuadas lo mantuvieron con vida.

EP