La policía de Zaragoza salva in extremis la vida de una mujer que estaba siendo asfixiada por su marido

La Policía Nacional ha salvado in extremis la vida de una mujer de 68 años que estaba a punto de ser asfixiada por su marido, de 76 años, en el barrio zaragozano del Arrabal. Los hechos han tenido lugar este martes, 2 de febrero, a las 09.45 horas, cuando un ciudadano ha llamado a la sala del CIMACC-091 para alertar de que estaba escuchando fuertes gritos de una mujer que pedía socorro desde el interior de una vivienda.

De inmediato, varios agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana pertenecientes al grupo motorizado ‘Centellas’ han acudido al lugar y han podido comprobar como la mujer solicitaba ayuda desde dentro del piso.

Ante la imposibilidad de acceder al domicilio, se ha solicitado la presencia de los bomberos, quienes han conseguido franquear la puerta y, de este modo, se ha podido finalizar con éxito la intervención policial.

Una vez dentro de la casa, los agentes han localizado en el interior del cuarto de baño al matrimonio y han apreciado las marcas en el cuello de la víctima propias de haber sido estrangulada.

La mujer, que presentaba un gran estado de nerviosismo y hematomas en el cuello y brazos, ha sido asistida por una ambulancia en el propio domicilio y posteriormente trasladada por un familiar hasta un hospital.

Por ello, los agentes han procedido a la detención de M.R.V., de 76 años, como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Este miércoles el hombre ha pasado a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Zaragoza, decretándose finalmente su libertad.

EP