Dos agentes durante la campaña de control de autobuses. Policía de Zaragoza.

La Policía Local de Zaragoza participa desde este lunes en la campaña especial de control de camiones, furgonetas y autobuses puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico, que se va a prolongar hasta el 13 de febrero.

Durante toda la semana los agentes verificarán las condiciones técnicas y la documentación de estos vehículos e intensificarán la vigilancia sobre la velocidad de circulación, el uso del cinturón, el uso del móvil o la conducción bajo los efectos del alcohol y drogas.

Así mismo la Policía Local reforzará el control sobre el uso adecuado de las zonas de carga y descarga para garantizar que lo utilizan sus destinatarios, los profesionales del transporte, y que se respetan los tiempos de uso de estos espacios.

En vías urbanas, los camiones y furgonetas están autorizados para el uso colectivo de las zonas reservadas para carga y descarga durante un tiempo máximo de uso de 30 minutos, de forma general.

Los camiones, furgonetas y autobuses representan el 68 por ciento de los vehículos de nuestro país, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Su conducción entraña mayor riesgo para la seguridad vial debido a la carga que transportan y a sus equipamientos. Sin embargo, la sensación de seguridad suele ser la contraria debido al tamaño del vehículo, a que circula a menor velocidad o porque la cabina está elevada. Esto provoca que el número de distracciones sea mayor y que se utilice menos el cinturón de seguridad.