La Policía Nacional detiene a una banda de ladrones itinerante que operaba en Zaragoza

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a cuatro personas, residentes en Barcelona, como presuntos autores de varios delitos de hurto. El arresto de esta banda de ladrones ha tenido lugar este jueves, 4 de febrero.

Los hechos que se les imputan tuvieron lugar los pasados 28 y 30 de enero, cuando estas personas se encontraban en la capital aragonesa y aprovecharon su viaje para sustraer efectos en al menos dos establecimientos de la ciudad.

El primero de ellos se produjo en unos almacenes del centro zaragozano, donde la banda, perfectamente organizada, sustrajo dos bolsos cuyo valor ascendería a más de 600 euros. Dos días después, los ladrones se hicieron con dos teléfonos móviles, valorados en más de 2.500 euros, en otro centro comercial de la misma cadena, ubicado en el barrio del Actur.

En ambas ocasiones la banda actuaba al completo y seguía unas pautas similares. Primero seleccionaba los efectos a sustraer y los escondía en la propia tienda; posteriormente, con el uso de un sofisticado mecanismo para inhabilitar las alarmas, salía con el género por la puerta sin levantar sospechas.

El grupo, compuesto por tres mujeres y un varón, ya había sido identificado después de los hechos, pero no había sido localizado en la ciudad.

DETENCIÓN

Este jueves, se tuvo conocimiento de que estas personas se encontraban hospedadas en un apartamento turístico del centro de Zaragoza, por lo que de inmediato se estableció un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones con el fin de su localización y detención.

Tres de los integrantes, T.C.J., C.A.S.S. y E.A.S.G., de 28, 26 y 41 años, respectivamente, fueron localizados a bordo de un vehículo cuando se disponían a entrar en el apartamento.

De forma simultánea, una llamada a la Sala del CIMACC-091 alertaba de la sustracción de dos teléfonos móviles a dos personas en el interior de un comercio en el centro de la ciudad, motivo por el cual una joven, de 21 años, había sido retenida por el vigilante de dicho establecimiento.

Una vez que los agentes de la Policía Nacional se personaron en el local, pudieron comprobar que se trataba de D.A.E.C., siendo la cuarta de los miembros de la banda, por lo que se procedió a su detención.

Entre las pertenencias de estas personas se localizó gran cantidad de dinero en efectivo, teléfonos móviles, alicates y diversa documentación. Los cuatro individuos cuentan con antecedentes policiales por hechos similares y han quedado en libertad después de prestar declaración ante la autoridad judicial.

E.P