Tranvía de Zaragoza - EP

La recaudación del tranvía de este sábado, 23 de abril, que podría superar los 20.000 euros, se donará a los refugiados ucranianos con los que trabaja la ONG Aldeas Infantiles tanto en el país de origen, como con los menores que han llegado a España.

Esta iniciativa solidaria es idea del Ayuntamiento de la capital aragonesa y de la sociedad de Los Tranvías que, con el nombre de ‘Zaragoza con Ucrania’, quiere hacer su aportación a los miles de personas que padecen la invasión de la Federación Rusa en Ucrania.

Es un proyecto del Ayuntamiento de Zaragoza, junto Los Tranvías de Zaragoza, la Fundación Ibercaja y Aldeas Infantiles SOS, diseñado para ayudar a madres y niños que huyen de la guerra tanto en el país de origen, como en el país de acogida, que es España y en concreto Zaragoza.

Además de la iniciativa del Tranvía, la campaña ‘Zaragoza con Ucrania’ está teniendo un amplio reflejo social. La colaboración puede formalizarse a través de la plataforma ‘https://juntoshacemosmas.fundacionibercaja.es/‘.

En ella, se puede encontrar la información completa de los proyectos y efectuar una transferencia económica, que se dirige directamente al número de cuenta de Aldeas Infantiles ‘ES61 2085 0360 6403 3021 8586’.

Aldeas Infantiles SOS es una entidad con más de 20 años de experiencia en Ucrania, que atiende en este país de manera directa a 2.000 niños, niñas y adolescentes, y a 743 familias. La colaboración con esta organización garantiza la eficacia de la ayuda para actuar con agilidad, velando siempre por la protección de la infancia y la unión de las familias, han apuntado desde el Consistorio.

La mitad de los fondos recaudados se destinarán a la ayuda humanitaria sobre el terreno, donde Aldeas Infantiles SOS está desarrollando una intensa labor. La otra mitad servirá para financiar la acogida de familias refugiadas en Zaragoza, con la colaboración de la delegación aragonesa de Aldeas Infantiles SOS y la tutela del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Casa de las Culturas, que presta apoyo psicosocial, servicio de intérprete, clases de español, asesoramiento jurídico y alojamiento temporal.

Trabajo en la zona

El trabajo de Aldeas Infantiles SOS en territorio ucraniano y en las zonas fronterizas se está enfocando en el suministro de ayuda humanitaria vital –incluida la atención a la salud mental y el apoyo psicosocial a los niños afectados por la guerra y a sus familias–, y, especialmente, a la evacuación y protección de menores que permanecen en instituciones residenciales, tutelados por el Estado ucraniano.

Se calcula que hay 162.000 menores en esta situación, de ellos 98.000 en instituciones residenciales y 64.000 en familias de acogida, una cifra que podría ascender considerablemente como consecuencia de la guerra.

La situación es particularmente desesperada para estos menores, que están expuestos al peligro de los combates y los bombardeos, a menudo sin adultos que los apoyen, atendidos por un personal que ya es alarmantemente escaso y se enfrenta a importantes desafíos para
brindar atención primaria.

Como resultado, los niños en estos entornos están expuestos a un mayor riesgo de violencia y abandono y se encuentran aislados, con pocas posibilidades de ser evacuados. Aldeas Infantiles SOS ha identificado al menos tres instituciones para menores de 0 a 4 años en Kiev, con muchos bebés y niños y niñas pequeños en ellas.