La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca; y la directora gerente de Los Tranvías de Zaragoza, Ana Moreno, presentan la iniciativa solidaria "Zaragoza con Ucrania" del 23 de abril - EUROPA PRESS

La recaudación del tranvía del próximo sábado, 23 de abril, que podría superar los 20.000 euros, se donará a los refugiados ucranianos con los que trabaja la ONG Aldeas Infantiles tanto en el país de origen, como con los menores que han llegado a España.

Esta iniciativa solidaria es idea del Ayuntamiento de la capital aragonesa y de la sociedad de Los Tranvías que, con el nombre de ‘Zaragoza con Ucrania’, quiere hacer su aportación a los miles de personas que padecen la invasión de la Federación Rusa en Ucrania.

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca; y la directora gerente de Los Tranvías de Zaragoza, Ana Moreno, han presentado esta iniciativa en la parada del tranvía de Las Murallas.

En declaraciones a los medios de comunicación, Natalia Chueca ha explicado que es una «buena noticia dentro del difícil contexto que viven los refugiados, en medio de una guerra en Ucrania que se alarga más de lo esperado y que no tiene visos de finalizar pronto».

Es una iniciativa solidaria porque «es responsabilidad de todos colaborar con el pueblo ucraniano que está sufriendo esta situación tan injusta y dura», ha agregado.

Es un proyecto del Ayuntamiento de Zaragoza, junto Los Tranvías de Zaragoza, la Fundación Ibercaja y Aldeas Infantiles SOS, diseñado para ayudar a madres y niños que huyen de la guerra tanto en el país de origen, como en el país de acogida, que es España y en concreto Zaragoza.

Ha agradecido el apoyo de Los Tranvías de Zaragoza a su gerente, Ana Moreno por esta iniciativa que se ha votado en el consejo de administración de la Sociedad de Economía Mixta (ZEM) Los Tranvías de Zaragoza porque «es un aportación y un granito de arena más».

Pionera y audaz

La gerente de Los Tranvías ha animado a todos los ciudadanos a usar este medio de transporte y ha estimado que un festivo suele tener una recaudación que ronda los 20.000 euros, pero al ser una jornada especial, por celebrarse el Día de Aragón y el Día del Libro, ha confiado en que sea superior.

Ana Moreno ha manifestado que será un día especial porque se anuncia esta iniciativa «pionera y audaz» en la que participa el tranvía para dar muestras de la solidaridad porque miles de usuarios lo utilizan ya que «confían en este medio de transporte y su puntualidad».

Ha relatado que los desplazamientos de miles de usuarios del 23 de abril se convertirán en una aportación económica para atender este «grave problema de la guerra». Ha agradecido a los usuarios su generosidad, que es «muy importante para esta acción» y que ha hecho extensiva al resto de los socios privados de la entidad, como son Avanza, CAF, FCC y el Fondo de Inversión TIIC.

Campaña en marcha

Además de la iniciativa del Tranvía, la campaña ‘Zaragoza con Ucrania’ está teniendo un amplio reflejo social. La colaboración puede formalizarse a través de la plataforma ‘https://juntoshacemosmas.fundacionibercaja.es/‘.

En ella, se puede encontrar la información completa de los proyectos y efectuar una transferencia económica, que se dirige directamente al número de cuenta de Aldeas Infantiles ‘ES61 2085 0360 6403 3021 8586’.

Aldeas Infantiles SOS es una entidad con más de 20 años de experiencia en Ucrania, que atiende en este país de manera directa a 2.000 niños, niñas y adolescentes, y a 743 familias. La colaboración con esta organización garantiza la eficacia de la ayuda para actuar con agilidad, velando siempre por la protección de la infancia y la unión de las familias, han apuntado desde el Consistorio.

La mitad de los fondos recaudados se destinarán a la ayuda humanitaria sobre el terreno, donde Aldeas Infantiles SOS está desarrollando una intensa labor. La otra mitad servirá para financiar la acogida de familias refugiadas en Zaragoza, con la colaboración de la delegación aragonesa de Aldeas Infantiles SOS y la tutela del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Casa de las Culturas, que presta apoyo psicosocial, servicio de intérprete, clases de español, asesoramiento jurídico y alojamiento temporal.

El trabajo de Aldeas Infantiles SOS en territorio ucraniano y en las zonas fronterizas se está enfocando en el suministro de ayuda humanitaria vital –incluida la atención a la salud mental y el apoyo psicosocial a los niños afectados por la guerra y a sus familias–, y, especialmente, a la evacuación y protección de menores que permanecen en instituciones residenciales, tutelados por el Estado ucraniano.

Se calcula que hay 162.000 menores en esta situación, de ellos 98.000 en instituciones residenciales y 64.000 en familias de acogida, una cifra que podría ascender considerablemente como consecuencia de la guerra.

EP