La riada en Zaragoza y el temporal de nieve provocan el corte de ocho tramos de carretera

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan para hacer frente a la crecida del río Ebro, en Novillas. - Fabián Simón - EP

Un total de ocho carreteras aragonesas están cortadas con motivo de la crecida extraordinaria del río Ebro, en la provincia de Zaragoza, y el temporal de nieve que azota al Pirineo oscense, según la Dirección General de Tráfico.

En concreto, se ha interrumpido el paso de vehículos por riesgo de inundación ante la avenida extraordinaria en la carretera provincial CP-002, entre el kilómetro 17,9 y 20,2, a la altura de Novillas, el primer municipio ribereño del Ebro en Aragón. También en esta localidad, la carretera autonómica A-126, en el punto kilométrico 24,7, en ambos sentidos.

En Gallur se ha cortado la circulación en la carretera provincial A-127a, del kilómetro 0 al 1,4; y en Pradilla de Ebro, la CP-003, del 6,9 al 7,6.

Por otro lado, las fuertes nevadas en el Pirineo de Huesca, así como el riesgo de aludes –nivel amarillo– han hecho que se paralice el tráfico en la A-139, en Benasque, del kilómetro 66 al 72; la A-2606, desde el kilómetro 4 en Panticosa hasta el 10 en Baños de Panticosa, y la A-135, a la altura de Torla, entre el punto kilométrico 5 y el 10.