ZARAGOZA REABRIRÁ SUS 31 CENTROS

La vacuna ya gana al covid en las residencias de Aragón: tres semanas consecutivas sin fallecidos

Fotografía del centro cívico Laín Entralgo en Zaragoza - EUROPA PRESS - Archivo

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, se ha congratulado de que la comunidad autónoma sume tres semanas consecutivas sin ningún fallecido por la COVID-19 en residencias de mayores.

En las semanas del 4 al 11, del 11 al 18 y del 18 hasta este jueves, 25 de marzo, periodos en los que el Gobierno de Aragón recaba los datos, no ha habido ningún fallecido en estos establecimientos.

Broto se ha congratulado de haber iniciado la campaña de vacunación contra la COVID-19 de estos espacios. «Ha sido la verdadera esperanza, que tenemos ya aquí y hemos avanzado muchísimo en este terreno», ha dicho.

La consejera ha aportado el dato de que Aragón es la sexta comunidad autónoma más envejecida, el 2,5 por ciento por encima de la media española, y es la cuarta más sobreenvejecida por el peso poblacional de los mayores de 85 años, «precisamente los más vulnerables ante la COVID-19».

Asimismo, es la tercera comunidad autónoma con una red más extensa de plazas residenciales por mayores de 65 años y tiene el 56 por ciento más de plazas que la media española.

Broto ha constatado la necesidad de estas plazas ante el hecho de que mas de la mitad de las personas con el grado 3 de dependencia solicitan y desde que comenzó la pandemia hasta ahora han entrado en estos establecimientos cerca de 2.300 personas.

Zaragoza reabrirá sus 31 centros de mayores

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un detallado plan de reapertura por fases para los 31 centros municipales de mayores, que se activará cuando se considere prudente y adecuado, de acuerdo a los indicadores sanitarios de la pandemia.

En la primera fase, se reabrirá el servicio de comedor en los seis centros que cuentan con esta prestación: La Jota, Rey Fernando, Delicias, San José, Almozara y Laín Entralgo. Quedará para más adelante la apertura del comedor del centro de Casco Histórico, que comparte edificio con la residencia Casa Amparo.

Las primeras actividades en desarrollarse estarán dirigidas a los mayores más vulnerables, con una programación especial de talleres post-covid para apoyo físico, cognitivo y de relación social.

La tercera fase contempla actividades al aire libre en grupos, seguidas de la oferta general de cursos y talleres de envejecimiento activo –cuarta fase–.

La quinta fase contempla la apertura de las cafeterías y zonas comunes de uso libre, con las debidas medidas de protección. Finalmente, en la sexta y última fase, se recuperarían las actividades grupales en el interior, como grupos de jota y rondalla, que están organizadas de forma autónoma.

El plan dispone de un apartado específico para los centros de los barrios rurales, debido a sus especiales características en cuanto a equipamientos y disponibilidad de personal.