Lambán anuncia que en unas semanas «habrá presencialidad total» para alumnos de ESO, Bachillerato y FP»

El presidente de Aragón, Javier Lambán, durante su visita al colegio San Jorge de Zaragoza. - EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán ha afirmado este lunes que en las próximas semanas los alumnos de ESO, Bachillerato y Formación Profesional volverán a las aulas para recuperar la presencialidad total en el curso. Lambán no ha querido adelantar fechas concretas y se ha limitado a matizar «en unas semanas».

El máximo mandatario aragonés ha visitado en la mañana del lunes el Colegio San Jorge del barrio de Valdespartera. En declaraciones a los medios, ha expresado su satisfacción por los resultados de este primer escolar con respecto al covid-19: no ha habido grandes focos de contagio: «La escuela ha sido un especio seguro, incluso en los momentos más duros» que ha tenido la comunidad, con cifras muy negativas en el contexto nacional.

En este sentido, Lambán también ha reiterado su apoyo a la nueva Ley Celaá, aunque le hubiera gustado más apoyo en el Parlamento. Y no ha dejado pasar la ocasión para reiterar su apoyo a la educación concertada, que se ha movilizado en todo el país para frenarla, asegurando que esta nueva ley «corrige errores garrafales» de la anterior (Lomce)».

«Armonización fiscal»

«Hace ya mucho tiempo, desde luego en la última Conferencia de Presidentes del Gobierno de Mariano Rajoy, y en cuantas ocasiones se ha planteado este debate, hemos apostamos de manera decidida por la armonización fiscal», un objetivo que también recoge el pacto de investidura del Ejecutivo autonómico esta legislatura, suscrito por PSOE, Podemos, CHA y Partido Aragonés, ha contado Lambán.

También ha dicho que para su Gobierno no es «admisible» que existan «diferencias abismales» en los impuestos autonómicos de unas comunidades autónomas y otras porque eso ocasiona «efectos de desequilibrio y desigual que en ningún caso se deben producir».

Ha añadido que a la hora de abordar los «desequilibrios fiscales que producen efectos poco recomendables, lo primero que habrá que hablar es de la potestad que tienen los gobiernos del País Vasco y de Navarra para modular el impuesto de sociedades, teniendo en cuenta que es el que puede determinar las decisiones de inversión de las empresas» y puesto que el resto de comunidades autónomas «tenemos que aceptar los términos que establece el Gobierno de la nación».

El jefe del Ejecutivo aragonés ha asegurado que el viernes pasado no habló «ni una sola palabra» sobre política fiscal con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con la que se reunión en el Edificio Pignatelli de Zaragoza.

«La visita no era para convencer yo a la señora Díaz Ayuso, ni para que ella me convenciera a mí», sino para «inaugurar una etapa de relación institucional entre dos gobiernos que nunca la han tenido», ha expuesto. Lambán ha sostenido que la gobernanza de España «concierne mucho a las comunidades autónomas» y ha de hacerse «efectiva» no solo a través de las relaciones con el Ejecutivo central, sino mediante relaciones entre las distintas comunidades autónomas.

REDACCIÓN/AGENCIAS