Lambán: «La temporada de las estaciones de esquí no se puede dar por perdida»

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha considerado que «en modo alguno hay que dar por perdida la temporada de las estaciones de esquí, a pesar de que las nuevas medidas sanitarias presentadas este sábado para frenar la propagación del coronavirus hayan prolongado el confinamiento perimetral de las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel, y el autonómico.

El Grupo Aramón pensaba inaugurar la temporada de esquí en Formigal, Cerler y Valdelinares el próximo 23 de diciembre, apertura que quedada condicionada al levantamiento de la restricción de movilidad.

Lambán ha recordado que la propia empresa público-privada, participada por el Gobierno aragonés e IberCaja, anunciaba hace algunos días que si el día 21 diciembre se levantaba el confinamiento provincial abriría el 23, pero en caso contraría no abriría. «La evolución de los datos de contagios nos irá marcando asimismo qué va a ocurrir con las estaciones, evidentemente el 23 no se abrirán y, en modo alguno hay que dar la temporada por perdida, habrá que ver cómo va las cosas a lo largo de las fechas navideñas que, por otra parte, nos producen mucho temor, habrá que ver qué va ocurriendo la semana que viene e ir tomando decisiones».

Estación de esquí de Astún

El jefe del Ejecutivo ha resaltado tajante que su Gobierno no dará la espalda al sector ni a los valles porque «sabemos que la nieve es muy importante para el Pirineo y parte de la provincia de Teruel». Lambán ha hecho notar también que la falta de posibilidad de tránsito entre Valencia y Teruel hace inviable cualquier tipo de apertura de las estaciones de esta provincia.

«La actividad de la nieve está señalada en algunos países europeos como la que ha dado origen a la pandemia, concretamente en Austrias, y empezó a expandirse a través de una estación, y las estaciones están cerradas en la práctica totalidad de la Unión Europea», ha considerado.

Según Lambán, «habrá que saber exactamente qué tipo de impacto van teniendo las restricciones sanitarias y, en definitiva cuál es el perjuicio concreto que se causa».

Por último, el presidente ha recalcado: «Nunca hemos dejado a nadie tirado, la voluntad del Gobierno es ayudar a estos sectores, y con mayores o menores cuantías hemos ayudando a los sectores afectados por la pandemia».

 

E.P