Lambán: «Si Lérida no nos devuelve las 111 piezas de la Franja, iremos a buscarlas»

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, se reúne con el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, para hablar de la devolución de las obras de arte de las parroquias de esta diócesis. - GOBIERNO DE ARAGÓN

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha manifestado que si el Museo de Lérida, «por alguna circunstancia no deseada», al final no devuelve «voluntariamente» las 111 piezas de las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón, el Gobierno autonómico, «que ya sabe cómo hacerlo, iría con sus medios a buscarlas y traerlas de vuelta al lugar del que jamás debieron salir».

Así se ha pronunciado en rueda de prensa, en la que ha comparecido con el obispo de Barbastro-Monzón, monseñor Ángel Pérez, tras reunirse con él para tratar sobre la devolución de estas obras de arte que se encuentran en el Museo de Lérida y que deben entregarse, según sentencia y orden de ejecución judicial, al obispado de Barbastro-Monzón, antes del próximo 15 de febrero.

Lambán ha señalado que el Gobierno de Aragón «ha estado del lado del obispo en todos los pasos dados» y, en este momento, en cuanto vuelvan las obras, el Ejecutivo autonómico prestará «todo el asesoramiento técnico para su instalación» en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón y «restaurará aquellas piezas que lo necesiten», si es preciso.

El presidente autonómico ha contado que no ha habido contacto con las autoridades catalanas para abordar el regreso de estas piezas. Según ha expuesto, sí se mantienen contactos para tratar sobre «cuestiones sanitarias y, a veces hasta, de cuestiones económicas», pero no estos bienes.

Lambán ha recordado que el Gobierno de Aragón logró un acuerdo «por la vía política» y «pacífica» con la Generalitat catalana para el regreso de las 97 obras del Monasterio de Sijena, estando al frente del mismo Carles Puigdemont, pero Esquerra Republicana de Catalunya lo «reventó» en el «último momento».

«A partir de ahí, hemos entendido que con el gobierno independentista de Cataluña era imposible llegar a ningún acuerdo, ni solución y ni ellos, ni nosotros lo hemos intentado».

SIJENA

Lambán se ha referido a colación a la sentencia del Tribunal Supremo que confirma la nulidad de la venta de las obras del Monasterio de Sijena a Cataluña, una «excelente noticia» con la que el TS «nos ha dado al razón de manera totalmenete inapelable.

El presidente aragonés ha recordado que la parte catalana ha seguido pleiteando, pero el TS «nos ha dado la razon» y ha opinado que la actitud de varias instituciones catalanas con los bienes «es una metáfora perfecta de la actitud de gran parte de Cataluña en relación con la política, el Estado de Derecho y el sentido comun».

Según Lambán, «en este momento, en esa comunidad autónoma, el respeto al Estado de Derecho por parte amplios sectores políticos es prácticamente inexistente, el sentido común brilla por su ausencia y eso se refleja de manera mimética en su actitud frente a los bienes».

Por «suerte», ha continuado, en Aragón todos sus sectores y estamentos «se alinea de manera distinta, prevalece el respeto al Estado de Derecho y al sentido común», como es el caso de «un representante importante de la Iglesia», el obispo de Barbastro-Monzón.

Lambán ha calificado de «mérito extraordinario» que monseñor Pérez haya sido el primero obispo que haya recurrido a los tribunales «para obtener la razón, que siempre sabíamos que el sentido común nos otorgaba» y en todo este proceso el Gobierno de Aragón «ha sido coadyuvante» en el apoyo y asesoramiento jurídico y «vamos a seguir estando para todo lo que nos demanden», cuando «estamos próximos a que llegue es día feliz de que las obras estén en el museo».

OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN PROVISIONAL

El obispo de Barbastro-Monzón ha recordado, por su parte, que las instituciones catalanas han presentado oposición a la ejecución provisional de la sentencia que les obliga a devolver los 111 bienes de sus parroquias, ante lo que su diócesis ha planteado alegaciones, y ahora «es el juez quien tiene que ratificarse o no en esa primera decisión» de ejecución provisional, que planteó en su momento con fecha límite del 15 de febrero.

«La palabra la tiene todavía el juez», ha apuntado monseñor Pérez, y ha añadido que en la oposición a la ejecución se plantean unas reclamaciones que piden que se posponga la devolución de los bienes. A partir de lo que determine el juez, «procederíamos según se establece en Derecho», ha manifestado.

El obispo ha añadido que está satisfecho «porque la justicia, una vez más, nos ha dado la razón», pero «hay que ser cauto porque los bienes todavía no los tenemos» y, usando una metáfora deportiva, ha dicho que hasta que el árbitro «no pita el final, todo es partido y el gol puede venir en cualquier momento».

EP