Las agentes de Policía Local de Zaragoza que salvaron a un bebé que se había atragantado - EUROPA PRESS

Las agentes de la Policía Local de Zaragoza, Pilar y Chon, que el pasado viernes salvaron la vida a un bebé de meses que se atragantó, han asegurado que esta actuación es un reflejo» de su trabajo diario y han reconocido que todos los días tienen situaciones «bastante críticas, pero no todas acaban tan bien».

Ambas patrullan en pareja desde que hace 15 años entraran en el Cuerpo de la Policía Local de Zaragoza y, este viernes, el alcalde, Jorge Azcón, las ha recibido en su despacho del Ayuntamiento para conocer de primera mano los hechos. También ha asistido la concejal delegada de la Policía Local, Patricia Cavero.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, las agentes han relatado que el pasado viernes cuando patrullaban por la calle Pedro de Luna, en el distrito de Delicias, y cuando iban a un servicio vieron un tumulto en la calle y pararon el vehículo. «Nos dimos cuenta de que alrededor de toda la gente había un bebé que no reaccionaba, se estaba poniendo azul y no respondía, entonces la madre nos lo entregó, le hicimos maniobras de reanimación hasta que empezó a moverse y cuando llego la ambulancia para llevarlo al hospital ya lloraba».

En ese momento, han narrado ambas, sintieron una gran satisfacción porque se dieron cuenta de que estaba a salvo. «El llorar es vida y fue una alegría y emoción de todos», ha apostillado Pilar, quien ha recordado que ese día terminaron su jornada con sonrisas y «lagrimillas en los ojos», ha apostillado Chon.

Al parecer, después de comer el bebé se quedó dormido boca arriba y vomitó y al estar en esa posición el vomito se le acumulo en la tráquea y no podía respirar. Lo colocaron sobre un brazo boca abajo y con suaves toques sobre la espalda lograron que volviera a respirar.

El alcalde Jorge Azcón recibió a las dos agentes. Ayuntamiento de Zaragoza

Esta pareja de agentes se han mostrado convencidas de que «otro compañero habría hecho lo mismo». «Se dio esa casuística y nos pilló a nosotras allí».

En su reunión con el alcalde han comentado que Azcón se ha interesado por su día a día y por lo sucedido esa tarde del pasado viernes y como fue la intervención. «Nos ha dado la enhorabuena y en representación de todo el Cuerpo de Policía Local le hemos contado como son las intervenciones cotidianas de ayuda a los ciudadanos».

Chon ha añadido: «Estamos en la calle, somos los primeros en llegar a los servicios porque patrullamos la ciudad, somos los que antes llegamos y estamos para ayudar a los vecinos, no solo para las infracciones».

Las dos han coincidido en destacar que son la policía de la ciudad y la gente les llama en cuanto tienen un problema, ya sea que una persona mayor se ha caído en su vivienda o se ha producido una fuga de agua en un garaje. «Nos llaman para todo y, a veces, hasta hay que mediar».