Semana Santa 2022 en Zaragoza. DZ

El presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías de la Semana Santa de Zaragoza, Mariano Julve, ha subrayado que estos días se ha demostrado que la Semana Santa «sigue viva», tras tres años sin procesionar con motivo de la pandemia.

Julve ha hecho un primer balance de la Semana Santa de la capital aragonesa «muy positivo». Desde el Sábado de Pasión, el pasado 9 de abril, cuando se celebró el Pregón, hasta este Domingo de Pascua, día 17, que ha concluido con la Procesión del Encuentro Glorioso, «hemos visto mucha participación», ha recalcado en declaraciones a Europa Press.

La respuesta ha sido «inmejorable», ha valorado el presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías de la Semana Santa de Zaragoza. Evidentemente, el acto que más personas ha reunido ha sido la Procesión del Santo Entierro, en el día de Viernes Santo, ya que reúne a las 25 cofradías, hermandades y congregaciones de la Semana Santa zaragozana, ha recordado Julve.

A lo largo de los próximos días, ha apostillado, se conocerán las cifras exactas de participación, porque «hay encuentros más numerosos y otras procesiones más modestas en cuanto a cifras».

Celebración en la calle

Julve ha recalcado la ilusión que se ha respirado en la ciudad estos nueve días de celebración. «En 2020 estábamos confinados, y solo pudimos hacer un seguimiento de la Semana Santa por las redes sociales; en 2021 se abrieron los templos y pudimos ver las imágenes de la Semana Santa, pero con limitaciones de aforo», ha comentado Julve, para añadir: «Pero además de vivir la liturgia, este año hemos podido salir a celebrar a las calles y recuperar las procesiones, esas vivencias tan impresionantes».

«Estamos muy contentos y muy animados para pensar ya» en la próxima Semana Santa, ha sentenciado el presidente de la Junta de Cofradías.

El tiempo respetó los actos, salvo el Miércoles Santo

El tiempo «se ha portado» y «podemos decir que ha hecho una muy buena» Semana Santa, ha celebrado Julve, ya que las altas temperaturas han favorecido que, sobre todo, en los actos de altas horas de la noche «haya salido a la calle mucho cofrade y mucha público».

Sin embargo, el Miércoles Santo ha sido el único día que se ha visto afectado por las lluvias. La Procesión del Encuentro, en la que participan la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores y la Cofradía Jesús Camino del Calvario, no ha podido realizarse y tendrá que esperar un año más. Lo mismo ha ocurrido con el Vía Crucis de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesús de la Humildad Entregado por el Sanedrín y de María Santísima de Dulce Nombre. Otras procesiones han reducido su recorrido, pero sí salieron a las calles, ha concluido Mariano Julve.