Con una pala cargadora, una retroexcavadora mixta, un camión y una motoniveladora se está llevando a cabo el acondicionamiento de la vía para asegurar que la entrada y salida de los vecinos a la localidad

Las máquinas de la Diputación de Zaragoza trabajan desde primera hora de esta mañana en la limpieza y acondicionamiento de la carretera provincial que transcurre por Tosos, la CV-102, que quedó ayer por la tarde prácticamente intransitable debido a la fuerte tromba de agua registrada en la localidad en la que se contabilizaron hasta 70 litros por metro cuadrado en una hora.

En la zona se trabaja con cuatro máquinas del servicio de Vías y Obras de la Diputación de Zaragoza: una pala cargadora, una retroexcavadora mixta, un camión y una motoniveladora. La CV-102 quedó cerrada al tráfico por la Guardia Civil ayer por la tarde debido a la gran acumulación de tierra y piedras como consecuencia de la fuerte tormenta, especialmente en el tramo que transcurre por la localidad.

“En cuanto terminó la tormenta un técnico del servicio de Vías y Obras de la DPZ se desplazó hasta Tosos para evaluar la situación y así poder movilizar cuanto antes los medios necesarios para reparar los daños”, ha destacado la diputada provincial Charo Lázaro, que se ha desplazado hasta la localidad para comprobar su estado junto a su alcalde, Luis Miguel García. 

Las primeras actuaciones se han centrado en la limpieza de la vía para asegurar la entrada y salida de los vehículos y el tránsito por la propia carretera. El acceso a la localidad hasta ese momento ha podido hacerse de forma segura por la A-220.

“Lo primero que se ha hecho ha sido proceder a la limpieza de la vía para asegurar el paso seguro de los vehículos tanto de entrada como de salida y el tránsito por la carretera, lo que ha permitido su apertura al tráfico”, ha resaltado Lázaro, quien ha explicado que “a continuación se está procediendo a actuar en el tramo de la travesía, unos trabajos más complejos para retirar la gran acumulación de cascotes, tierra y piedras que arrastró la tormenta”.