Las nuevas restricciones entran en vigor este miércoles y no habrá «ninguna excepción» en Nochevieja

Las consejeras Mayte Pérez, de Presidencia, y Sira Repollés, de Sanidad. - DGA.

El Gobierno de Aragón publicará este martes, 28 de diciembre, la Orden acordada con varias comunidades autónomas del norte de España para tomar medidas de contención de la COVID-19, ante el aumento de casos, con nuevas restricciones. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha anunciado que entrará en vigor a las 00.00 horas de este miércoles y ha advertido de que «no se contempla ninguna excepción en Nochevieja».

Ha ofrecido una rueda de prensa en Teruel, donde ha indicado que la Orden responde al acuerdo alcanzado por los titulares de Sanidad de Aragón, La Rioja, País Vasco, Navarra, Asturias y Cantabria, donde han aumentado notablemente los casos de COVID-19 en los últimos días. Cada comunidad introducirá en sus respectivas Órdenes los matices que considere necesarios y la de Aragón estará vigente hasta el 15 de enero, aunque estará sujeta a revisión.

Repollés ha llamado la atención sobre «la explosión de contagios» de los últimos días, «no esperada en su intensidad», aunque el Gobierno regional sí tenía «una premonición» al respecto porque también han aumentado los casos exponencialmente en Francia y Portugal, que comparten «las mismas dinámicas», por ejemplo, la tasa de vacunación.

Las comunidades mencionadas han alcanzado un acuerdo porque comparten la ubicación geográfica, la situación epidemiológica, las dinámicas sociales y las características de la población infectada», con «cifras muy altas», con 1.671 casos este domingo en Aragón. Ha observado que la intensidad de contagio ya no es más elevada en la población infantil, sino desde los 20 a los 49 años. «Tenemos que establecer algún tipo de contención», ha zanjado.

Repollés ha recordado las recomendaciones permanentes, como llevar la mascarilla, mantener la distancia social, que las reuniones sociales sean de hasta 10 personas, fomentar el teletrabajo y aislarse en el caso de ser contacto de una persona infectada.

RESTRICCIONES

En los espectáculos culturales, sociales y deportivos no se recomienda autorizar el consumo de bebidas y comida pero, si es así se tendrán que reducir los aforos al 50 por ciento, utilizando butacas asignadas dejando una libre por cada una utilizada.

En hostelería y restauración, los establecimientos cerrarán a las 00.00 horas y la ocupación máxima será de 10 personas por mesa tanto en interior como en exterior, con una distancia de 1,5 metros por mesa. No se podrá consumir de pie ni en la barra, sino sentado y en mesa.

El ocio nocturno cerrará a las 2.00 horas, el uso de mascarilla será obligatorio en todo momento, las mesas serán de hasta 10 personas, con una distancia de 1,5 metros entre las mesas, y será obligatorio separar la pista de baile de las mesas.

La consejera ha afirmado que «estas medidas se han consensuado con todos los sectores» y ha añadido que los cotillones se pueden realizar, lo que «no significa que no se puedan hacer de forma diferente».

En los eventos multitudinarios se solicitará el pasaporte COVID y podrá haber hasta 250 personas en interior y 500 en exterior. En gimnasios y establecimientos asimilados no habrá restricción horaria y el límite de participantes será de 10 personas.

Estas medidas «son un marco general consensuado para crear certidumbres y para que la movilidad no se guíe por las restricciones que tenemos en una u otra comunidad», ha dicho Repollés, para quien «es deseable que este consenso se haya producido y podamos anunciar medidas similares y al mismo tiempo».

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Sanidad ha elaborado un documento con instrucciones sencillas para que cada centro sepa qué tiene que hacer en cualquier circunstancia, basadas en la responsabilidad individual y en «la necesidad absoluta de aligerar a la Primaria de la carga asistencial» para controlar la pandemia.

Se intensificarán los rastreos en «los ámbitos más vulnerables», como residencias, mujeres embarazadas, personas mayores de 65 años, pacientes crónicos e inmunodeprimidos.

Repollés ha apuntado que en las UCI aragonesas hay 47 pacientes con coronavirus y en planta hospitalaria 330, indicando que «sin la vacunación hubiera sido imposible abordar este volumen de contagios». De hecho, la vacunación es «la única forma de salir de esto», por lo que ha recomendado a todos que reciban la tercera dosis.

Ha recordado que en Aragón se pueden realizar pruebas profesionales en farmacias para obtener después el pasaporte COVID, anunciando que se va a «obviar» la obligación de repetir en centros del Salud las que hayan resultado positivas, de manera que los resultados se darán por buenos.

Respecto a las pruebas de autodiagnóstico que realicen los ciudadanos en casa, Sanidad arbitrará medidas para que puedan validar sus pruebas en centros de salud o espacios específicos.

AGRADECIMIENTO A LOS SANITARIOS

La consejera de Sanidad ha dicho que nunca se agradecerá lo suficiente al personal sanitario «su compromiso y su forma de actuar durante todas las olas, especialmente en esta que estamos viviendo, con tanta intensidad de contagios y en unas fechas tan comprometidas».

Los profesionales sanitarios «están trabajando hasta la extenuación», ha proseguido Repollés, quien ha apuntado que la Atención Primaria está realizando la vacunación de las terceras dosis, las pruebas PCR y los rastreos.

Con este volumen de contagios y de pruebas PCR realizadas, 10.000 en algunas jornadas, el Departamento de Sanidad se ha replanteado la protección del sistema sanitario «para que no se vea sometido a una situación de presión que le impida realizar las labores sanitarias con garantías de control».

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, ha expresado que las medidas se toman «de manera ponderada», subrayando que la salud es un bien a proteger.