Llega el período de exámenes a la Universidad de Zaragoza: «¿Vamos a estar 80 en una clase?»

Twitter: @Nerealpzzzz

 

Comienza este miércoles 13 el período de exámenes en la Universidad de Zaragoza. Este periodo  durará hasta el 8 de febrero, reanudándose entonces las clases correspondientes al segundo cuatrimestre del curso 2020/21. La Universidad de Zaragoza vuelve así, a estar en el punto de mira, esta vez por un protocolo con el que el alumnado parece descontento. 

El rector, Jose Antonio Mayoral ha sido contundente, todos los exámenes serán presenciales, a excepción de aquellos alumnos a los que se les haya proporcionado un justificante médico por circunstancias excepcionales. La medida ha despertado las quejas e inquietudes de la mayoría de  los alumnos en las diferentes facultades donde incluso, han llegado a recoger firmas, sin éxito aparente, en reclamo de exámenes telemáticos.

Los estudiantes hacen cola a primera hora de la mañana para entrar en la biblioteca de la Facultad de Económicas en Zaragoza. Twitter: @Bereta_10

Las quejas se sostienen en los rebrotes de las últimas semanas, consecuencia directa del período vacacional navideño. Los estudiantes quieren evitar situaciones como las de otras universidades del territorio español que ya han comenzado exámenes y han dejado imágenes de pasillos repletos sin espacio ni medidas.

Durante el curso cada facultad ha tomado sus propias decisiones en relación con la presencialidad de la docencia adaptándose a las necesidades de cada grado y curso. En tercero de magisterio infantil ,por ejemplo, han ido alternando una semana presencial y una online, dividiendo al grupo para cumplir con los aforos de un aula en permanente ventilación. Es por ello que estudiantes del grado, como Alicia,  encuentran incoherente esta medida: “no lo entiendo, si no me estás dejando ir a clase durante el año porque ahora nos vamos a tener que meter 80 personas en una clase para hacer un examen, no lo veo lógico”.

El periodo de exámenes se está haciendo  especialmente cuesta arriba  por las circunstancias que lo rodean, uno de los muchos afectados es Alejandro estudiante de derecho: “ las restricciones están afectando a mi estudio, yo me concentro mejor en la biblioteca y por temas de restricciones de aforo y tema de horarios es imposible ir”. Como Alejandro son muchos los estudiantes que han tenido que adaptar su forma de estudio a las nuevas circunstancias. Otros sin embargo han optado por madrugar, dejando imágenes insólitas como esta, filas a las 7:30 de la mañana para entrar a la biblioteca de la Facultad de económicas, aquí en Zaragoza.

Los estudiantes se sienten abandonados por una Universidad que, creen, no les está respaldando del todo, y piden que se adapten a las nuevas circunstancias. Pero,  según parece , la decisión final  ya está tomada.

CRISTINA LÁZARO